Imprimir

Los universitarios españoles que están estudiando en Holanda no saben cuándo retomarán sus clases

Imane Rachidi - Agencia EFE | 22 de mayo de 2020

María Villegas, sevillana de 26 años y estudiante de Seguridad y Protección Civil en La Haya. EFE/ Imane Rachidi
María Villegas, sevillana de 26 años y estudiante de Seguridad y Protección Civil en La Haya. EFE/ Imane Rachidi
Rebecca, Mar, Andrea y María ponen nombre y cara a la ilusión de muchos jóvenes españoles en la aventura de estudiar en una de las universidades de Holanda
Rebecca, Mar, Andrea y María ponen nombre y cara a la ilusión de muchos jóvenes españoles de sumirse en la aventura de estudiar en una de las universidades de Holanda.

Encerradas en sus casas, siguen el curso on line y combaten las distracciones y la incertidumbre de no saber aún si podrán retomar en septiembre las clases presenciales.

Según la actualización oficial de este jueves, las universidades terminarán este curso de forma digital, aunque podrán convocar exámenes o tener alguna actividad presencial a partir del 15 de junio, siempre que no se reúna a más del 20 % de alumnos y profesores, y se evite la movilidad en hora punta.

Tendrán prioridad las clases presenciales que no cuenten con una alternativa on line, como la odontología y la veterinaria, los alumnos que han de acudir a tareas en laboratorios y la supervisión de tesis que no puedan hacerse a distancia.

Este no será el caso de Rebecca Alcolea, catalana de 22 años, a la que el cierre de universidades pilló de prácticas en Tanzania, país que tuvo que abandonar a toda prisa para confinarse como le indicó la Universidad de Leiden, donde está terminando su última etapa del máster de Estudios Africanos.

"No sólo tengo clases, también estoy escribiendo mi Trabajo de Fin de Máster (TFM). Es muy difícil no tener contacto directo con mi supervisor. Para mi, la situación ha sido especialmente dura porque este era el último semestre que iba a estar en La Haya... y el hecho de no tener una graduación en persona me entristece bastante", lamenta a Efe esta joven.

Las universidades holandesas no saben siquiera si podrán retomar la actividad presencial el próximo curso académico: la Universidad de Leiden asume que seguirá on line al menos hasta febrero de 2021, y el Gobierno prevé que seguirá habiendo clase a distancia de forma parcial después de verano, dando prioridad en la educación presencial a los nuevos estudiantes.

Según confirma a Efe David Bruning, del sindicato educativo holandés CNV, "hay mucha incertidumbre aún sobre el reinicio de la educación universitaria" y, mientras el virus "siga circulando, la educación presencial se limitará a la investigación práctica activa y de laboratorio", aunque subraya que "no hay aún ninguna certeza".

"De momento, las únicas instrucciones que hemos recibido han sido que la universidad estará cerrada hasta el curso que viene, pero aun no es seguro que vayan a ofrecer clases presenciales entonces", añade Andrea Palet, estudiante de 24 años de Gestión de Comunicación Internacional en la Universidad de Ciencias Aplicadas de La Haya.

La incertidumbre también afecta a María Villegas, sevillana de 26 años y estudiante de Seguridad y Protección Civil en el mismo centro que Andrea. A ella le han "cancelado la mayoría de las pruebas" y todavía no sabe si podrá "examinarse de estas materias antes de pasar al curso siguiente" o si tendrá que recuperar las asignaturas el próximo curso.

Holanda recibió el curso pasado más de 90.000 universitarios extranjeros, frente a los 30.000 que llegaron en 2006, lo que hace que los alumnos internacionales representen más del 11,5% de la población estudiantil. Este es también uno de los destinos más populares entre jóvenes españoles.

Mar Méndez es de Barcelona, tiene 21 años y llegó en 2018 a Meppel, un pequeño pueblo del norte de Países Bajos, para estudiar una carrera de cuatro años que la prepara para trabajar en colegios internacionales de Educación Primaria. Como muchos estudiantes extranjeros, resiste a la pandemia gracias a las ayudas económicas que está dando el Gobierno holandés para pagar el alquiler.

"Nos hemos visto bastante perdidos a la hora de saber cómo nos iban a evaluar, como escribir nuestros trabajos finales, qué se espera de nosotros, cómo conseguir los créditos necesarios para pasar de curso, demasiadas incógnitas. Es bastante desmotivador, hemos pasado de ser estudiantes universitarios a casi autodidactas", lamenta Mar, confinada en una residencia de estudiantes.

A María tampoco le rinden las clases on line porque "hay mil distracciones y complicaciones: fallos técnicos, un profesor que se queda sin conexión, se bloquea el ordenador, se va la luz en medio de una clase o que tu perro empiece a ladrar en medio de una presentación", ironiza.

Según la organización para la internacionalización de la educación (Nuffic), el coronavirus también podría arruinar los planes de estudiantes que tenían previsto venir a Holanda el próximo curso: muchos no han podido hacer el examen de nivel de inglés que se requiere para la admisión porque estas pruebas presenciales se han cancelado. Otros no han podido tramitar sus visados de estudiante, ni a empezar a planear la mudanza.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/en-el-mundo/universitarios-espanoles-holanda-saben-cuando-retomaran-clases/20200522111815265390.html


© 2020 La Región Internacional