martes, 27 de julio de 2021

Encuentro virtual con Josefa Silva Castro en la Federación Argentina de Colectividades

Mujeres en las Colectividades FAC web

La Federación Argentina de Colectividades y la Subcomisión de Mujeres FAC, invitaron a participar del espacio virtual de diálogo y reflexión que se realiza todos los sábados de junio. El día 12, se presentaron Josefa Silva Castro, integrante de la colectividad española, quien disertó acerca de "Cómo hacer historia, dentro de una institución?"; María del Pilar Callizo, integrante de la colectividad paraguaya, quien expuso acerca de "El rol de las mujeres en situaciones extremas, como la Guerra del Chaco o Pandemia", y Lidia Cristina Markowicz, con la colaboración de Olga Demczuk, integrantes de la colectividad ucrania, quienes explicaron "El bordado ucranio, un hilo conductor enlazando siglos de historia e identidad".

Honraron el encuentro la Lic. Mercedes Bárbara, Directora General de Colectividades en Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; la Dra. María Luisa Ruiz, de la Dirección de Colectividades de la Legislatura; el Presidente de la Federación Argentina de Colectividades, Juan Sarrafian; el Vicepresidente, Lic. Vincenzo Pensa; la Secretaria, Dra. Susana Galván; Benito Blanco, Presidente de la Federación de Sociedades Españolas de la República Argentina; Mariana Vicat, responsable de Relaciones Institucionales de FEDESPA; Juan Manuel Gomila, de la Red de Casas Baleares de Argentina, Uruguay y Chile, y autoridades de colectividades. Dicho encuentro, que contó con la impecable labor de anfitriona de Lucía Ramos Vardé, será subido a la página de la FAC.

Luego de los saludos del Presidente Sarrafian, de la Lic. Bárbara, el Vicepresidente Pensa y la Dra. Galvan, tomó la palabra Josefa Silva Castro, maestra, profesora de Lengua, alfabetizadora, especialista en Gestión de Centros Educativos, Vice-Cónsul Honorario de España en Puerto San Julián (Provincia De Santa Cruz) en Consulado General de España en Bahía Blanca hasta 2014 y ex Presidente de la Asociación Española de Socorros Mutuos de Puerto San Julián. 

Josefa Silva con Mary Recarey Picallo web

Josefa Silva Castro con la cantareira Mary Recarey Picallo en el Teatro Colón, en 2016

Para resumir su valiosa trayectoria, recurrimos a un reportaje publicado en 2012 en Tiempo Sur, en el que "recordó que dejó su país, a sus padres y familia desde muy pequeña para venir a San Julián, estuvo pupila y vivió 24 años en el campo con el esfuerzo y trabajo que eso amerita. Desde niña le gustaron las tablas y cantar, estudió y obtuvo su titulo de docente, enseñó y llegó a ser directora de una escuela pequeña de 150 alumnos la cual dejó cuando se fue con “700 de ellos, 16 cursos de capacitación laboral, y con la primera radio escolar de la provincia…”.

En la charla , se preguntó qué es hacer historia dentro de una institución. Respondió: "primero es soñar, soñar alto, y después poner el hombro", considerando la función de la mujer en cualquier colectividad, primordial y necesaria. Relató cuando, en 2001, cercana la fecha de su jubilación como docente, organizó y presentó a la Municipalidad, un proyecto en el que estudiaban distintas colectividades, ya que se acercaba el centenario de Puerto San Julián.

SANYO DIGITAL CAMERA

Se dirigió a la Asociación Española, y lo que vio allí, la decidió a hacerse cargo de la institución en cuanto pudiera. Formaron una comisión normalizadora, armaron un programa de radio. Tenia que implementar un sentido de pertenencia; tuvo tanto éxito, que al poco tiempo tenía banderas hechas por los hijos y nietos de españoles. Hubo que explicar cuando desfilaban, que no eran disfraces, que eran trajes típicos; que tenían costumbres y tradiciones. Recorrer las casas para ver cuantos españoles eran, la llevó a ver las necesidades de los inmigrantes. Había problemas de salud - destaca al respecto la ayuda que recibió de José Pérez Pinar, del centro Castilla y León de Mar del Plata - y de documentación. Recurrió al Consulado. Se encontró además con problemas administrativos. Pero también encontró seres generosos que les ayudaron económicamente y moralmente.

Josefa Silva con Feijóo web

Todo empezó a mejorar. Hicieron grandes fiestas y llevaron a intérpretes importantes, como Nuria y Marian Cortés. Tuvieron contacto con los Niños de la Guerra, y colaboraron con la Ley de la Memoria. Su acción se extendió a otras localidades. Destacó la importancia de tener diferentes edades dentro de la institución, porque "la diferencia hace la riqueza". Los mayores "son el ancla"; es necesario saber dejar un espacio e ir preparando - sostiene -.

Jamás había ido un cónsul. Durante su gestión recibieron las visitas de Alejandro López Dobarro, de Santiago Camba. Con las Cantareiras de Santa Comba de Xallas y los cursos impartidos por el profesor de gaita Fernando Mosquera, la tradición se afianzó aún más en la Patagonia.

Argentina Patagonia 2014 FAC

Recordó los maravillosos momentos del 93º Congreso Anual de la Federación Regional de Sociedades Españolas, "cuando nunca se soñó que se podía llegar a hacer". Más de ochenta y siete personas llegaron de distintos lugares. Por otra parte, Puerto San Julián se preparaba para celebrar los quinientos años de la primera misa y la llegada de Hernando de Magallanes. Se eligió a Finita para abrir las puertas en Italia y en España a la comitiva que viajó, y estará en 2023 para conmemorar los quinientos años del regreso de Juan Elcano a la península.

Josefa Silva en la Xunta en 2008 web

En 2012, fue nombrada Mujer Gallega del Año por la Federación Unión de Sociedades Gallegas, según la postulación realizada por la Asociación Santa Comba de Xallas; el año pasado, Finita recibió la distinción de "Gallega Honorable de Puerto San Julián". Reconocimientos más que merecidos para quien tanto hizo por preservar y transmitir el acervo de su tierra de origen, y por instruir y educar en la nueva tierra. Es el suyo un testimonio valioso, que se comparte gracias a esta loable iniciativa de la Federación Argentina de Colectividades. Un testimonio que abrirá caminos.

Josefa Silva con Mª González Rouco webJosefa Silva Castro con María González Rouco, la autora de la nota