domingo, 14 de abril de 2024

La Junta convoca las ayudas destinadas a castellanos y leoneses en el exterior en situación de vulnerabilidad

El consejero de Presidencia, Luis Miguel González Gago, durante una comparecencia ante los medios.
El consejero de Presidencia, Luis Miguel González Gago, durante una comparecencia ante los medios.

La Consejería de la Presidencia ha convocado, nuevamente, las ayudas individuales a los castellanos y leoneses en el extranjero que enfrentan circunstancias de especial vulnerabilidad en 2024. El periodo para solicitarlas comienza este miércoles, 22 de febrero, y permanecerá abierto hasta el 22 de abril. Esta convocatoria se adelanta 114 días con respecto al año anterior, publicada en BOCyL el 9 de julio del año pasado.

Estas ayudas son parte del III Plan Estratégico de la Ciudadanía Castellana y Leonesa en el Exterior 2021-2024, que tiene como uno de sus objetivos estratégicos la cobertura de las necesidades básicas de este colectivo.

Para ser beneficiario, se requiere ser mayor de dieciocho años y tener nacionalidad española, además de residir en uno de los países mencionados en el Anexo de la convocatoria y estar inscrito en el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE) en algún municipio de Castilla y León.

El solicitante debe demostrar la falta de recursos suficientes para cubrir sus necesidades básicas de subsistencia, evaluada según los índices de referencia establecidos por el Gobierno de la Nación para cada país de residencia.

La cuantía de la ayuda individual depende de los ingresos y el tamaño de las unidades familiares.

El presupuesto inicial es de 150.000 euros, igual que en 2023, con posibilidad de aumentar hasta 300.000 euros si es necesario. En 2023, se concedieron ayudas por un total de 225.550 euros, un aumento del 90 % respecto a 2022, beneficiando a 627 solicitantes que cumplían con los requisitos.

El consejero de la Presidencia, Luis Miguel González Gago, ha afirmado que "esta línea de ayudas, a la que cada vez dedicamos más recursos, es una muestra clara del compromiso de la Junta de Castilla y León con todos los ciudadanos que enfrentan dificultades extremas, independientemente de su lugar de residencia".