Imprimir

La presidenta Armengol pedirá a la comisaria Corina Cretu un mejor reconocimiento de la insularidad

La Región Internacional | 08 de febrero de 2019

Junto con los presidentes de Córcega, Gilles Simeoni, y de Cerdeña, Francesco Pigliaru, defenderá ante la comisaria de Regiones de la UE, Corina Cretu, equiparar estos territorios en las regiones ultraperiféricas

 

La presidenta del Govern de les Illes Balears, Francina Armengol, junto con los presidentes de Córcega, Gilles Simeoni, y de Cerdeña, Francesco Pigliaru, defenderá ante la comisaria de Regiones de la Unión Europea, Corina Cretu, más financiación para equiparar estos territorios en las regiones ultraperiféricas, que cuentan con un trato preferencial con respecto a cuestiones de insularidad.

En el marco de la reunión del Comité de las Regiones en Bruselas, Armengol ha explicado que las Illes Balears, Córcega y Cerdeña quieren “que Europa sepa reconocer las desventajas que sufrimos por nuestra condición geográfica”. En esta dirección, ha reclamado a la UE una “igualdad real de los derechos de todos los ciudadanos, independientemente del territorio donde se encuentren”, ya que hasta ahora “ha sido sensible sólo con los territorios ultraperiféricos”.

Los tres presidentes han redactado de manera conjunta una carta para pedir a la UE que equipare derechos entre las regiones ultraperiféricas y el resto de islas. “Las dificultades que genera el hecho insular son las mismas tanto si la costa del continente está a 1.000 kilómetros como a 100”, ha ejemplarizado Armengol. En esta línea, ha pedido “un trato presupuestario que incluya medidas que garanticen de una manera sostenible la igualdad de oportunidades para los ciudadanos y un desarrollo socioeconómico comparable al de los territorios continentales”.

En concreto, el Govern  de les Illes Balears exige tener el mismo trato que las Islas Canarias, una de las 9 regiones ultraperiféricas que tiene la UE (junto con las Azores, Madeira, la Guayana Francesa, Martinica, Guadalupe, Saint Martin, Reunión y Mayotte).

“Las islas somos territorios especiales y más vulnerables en términos económicos, y las empresas y personas que residen allí merecen disfrutar de los mismos derechos que las que lo hacen en el continente,” ha remarcado la presidenta. En la carta, los tres presidentes recuerdan que el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento la Unión Europea (TFUE) establece el principio de cohesión económica, social y territorial y reconoce una atención especial a las regiones que sufren desventajas naturales o demográficas graves y permanentes.

Peticiones

La carta que han firmado las tres presidencias fija una serie de peticiones conjuntas:

- Reconocer la compatibilidad de los esquemas de ayuda diseñados para compensar los costes adicionales directamente atribuibles al hecho insular, en particular con respecto al derecho a la movilidad y al transporte de mercancías.

- Garantizar la mayor flexibilidad posible en las acciones de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondo EIE) en las áreas temáticas en las que los desafíos de los territorios insulares periféricos son más evidentes para conseguir los objetivos prioritarios estrechamente relacionados con los problemas de las islas (transporte, conectividad digital, redes de energía, gestión de recursos naturales).

- Asignar tasas más altas de cofinanciamiento para los fondos de ESI para las regiones insulares periféricas.

- Animar la creación de un subprograma de Islas del Mediterráneo dentro del futuro programa Interregiones MED 2021-2027.

- Incluir las regiones insulares periféricas en el sistema para conectarse en las redes de transporte europeas TEN-T, como el Corredor Mediterráneo.

- Incorporar en las primeras etapas del proceso de toma de decisiones el contenido del artículo 174 del TFUE, que prevé la elaboración de estudios de impacto territorial para analizar los efectos de las iniciativas legislativas europeas en los territorios insulares, con la participación de los gobiernos de las regiones interesadas.

Comité de las Regiones

Las Illes Balears, Córcega y Cerdeña comparten un espacio estratégico del Mediterráneo. Es la tercera vez que se reúnen para hacer frente común ante la UE y para avanzar en la resolución de problemas y soluciones comunes.

El primer encuentro se produjo en el 2016 en Palma y concluyó con una declaración conjunta para reclamar a los estados respectivos y a las instituciones europeas que apoyen las demandas específicas de estos territorios en el proceso de definición de los nuevos Fondos Europeos después de 2020. En el 2017, la reunión se llevó a cabo en Cagliari y se centró también en el hecho de que las Illes Balears y Cerdeña dejen de estar discriminadas en el reparto de fondos específicos.

Armengol considera que las tres regiones tienen “muchos rasgos en común” y que “nuestra voz unida tiene más fuerza ante la UE”. La presidenta ha añadido que espera que “nuestros esfuerzos sirvan para sensibilizar las instituciones comunitarias” y ha insistido en que “a buen seguro se pueden beneficiar de manera indirecta otras regiones europeas con características similares”.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/balears/armengol-pedira-comisaria-cretu-mejor-reconocimiento-europeo-insularidad/20190208123728259451.html


© 2019 La Región Internacional