martes, 25 de junio de 2024

Emigrantes: votos que han cambiado gobiernos

Voto CGCEE Cómo votar desde el extranjero web

Raúl Molina - Agencia EFE

Más de un millón de emigrantes -1.055.653- podrán participar en las elecciones del 28M, un colectivo que en ocasiones ha sido determinante para decidir gobiernos y ha acabado incluso en los tribunales, y cuya participación se pretende facilitar ahora con la supresión del sistema de voto rogado.

EL FIN DEL VOTO ROGADO

El voto rogado, que desaparece en estas elecciones, fue un sistema implantado en 2011 para intentar evitar el fraude pero que, por las dificultades que generaba, acabó rebajando la participación de los emigrantes a mínimos históricos al pasar del 30 al 6 por ciento del censo en el exterior.

Ahora, tras las reformas legales de los últimos años, fundamentalmente la Ley de Memoria Democrática que amplía a los nietos de españoles la posibilidad de acceder a la nacionalidad, el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) se sitúa para el conjunto de España en 2,3 millones de personas frente a los apenas 55.000 emigrantes que contaban con derecho a votar en 1982.

El sistema se instauró en 2011 con los votos de PSOE, PP, CiU y PNV para las autonómicas de ese año y obligaba a cumplir varios trámites -con sus plazos determinados- para solicitar la documentación y remitir el voto por correo postal o depositarlo en urna.

EL CENSO PARA EL 28M

Para estas elecciones, el voto emigrante representa el 6,04 por ciento del censo de 17,4 millones de ciudadanos llamados a votar en las doce comunidades más Ceuta y Melilla llamadas a las urnas.

Excluida Galicia -donde no hay elecciones autonómicas- donde representó en 2020 el 17,4 por ciento, será Asturias la comunidad donde tenga una mayor influencia con un 14,7 por ciento de sus electores pudiendo votar en el extranjero; en el extremo contrario, solo el 2,3 por ciento de los electores de Castilla-La Mancha residen fuera de España.

La emigración española se concentra en Argentina (117.942), Francia (105.765) y Estados Unidos (93.594) frente al solitario voto que podrá depositar el único residente en Burundi, Yemen, Papúa Nueva Guinea, Mongolia o Cabo Verde.

Son muchos menos que los residentes en España pero tienen su influencia. Estas son algunas de las ocasiones en las que el voto exterior ha resultado decisivo o polémico:

GALICIA - El voto exterior resultó decisivo en el cambio de gobierno de la Xunta en las elecciones autonómicas de 2005. El socialista Emilio Pérez Touriño puso fin a la era de Manuel Fraga tras apuntalar con el colectivo emigrante el escaño número 25 del PSdeG que, unidos a los 13 del BNG, enviaron al PP a la oposición.

En 2009 el recuento del voto exterior privó a Alberto Núñez Feijóo de un diputado por Ourense, aunque su mayoría absoluta no peligró al mantenerse en 38 escaños..

BALEARES - En Baleares el voto emigrante motivó la apertura de una causa judicial, el "Caso Formentera", cuando, con ocasión de las elecciones autonómicas de 1999, se inscribieron en la isla de Formentera 74 descendientes argentinos que no tenían raíces familiares en esta pequeña isla.

Un año antes, el expresidente balear Jaume Matas (PP) realizó una visita a ese país y la izquierda habló de "pucherazo" aunque el disputado voto del diputado de Formentera (1 de los 59 representantes del Parlament balear) fue para la coalición progresista en detrimento de la conservadora.

La Audiencia Provincial acabó condenando por un delito de falsedad en documento oficial a tres funcionarios del primer Govern de Jaume Matas, la primera causa de corrupción que salpicó al más tarde ministro de Medio Ambiente.

ASTURIAS - En 2012 Asturias celebró sus primeras elecciones anticipadas. El recuento inicial dio a Foro, de Francisco Álvarez-Cascos, la posibilidad de sumar una mayoría absoluta con PP y UPyD para seguir en el Gobierno, pero la suma del voto emigrante en una circunscripción, la occidental, devolvió el escaño al PSOE que, a su vez, podía sumar así, junto a IU y UPyD, la mitad más uno de la Cámara regional.

Hasta el Constitucional llegó la batalla judicial resuelta a favor del PSOE, que pudo formar gobierno, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias pidiera repetir el voto emigrante en la circunscripción afectada -una resolución que retrasó el inicio del pleno constitutivo del parlamento y que se llevara a cabo con un escaño menos- en la que se habían contabilizado 332 votos remitidos por correo a la Junta Electoral y no a través de un consulado o embajada, como marcaba la ley.

EUSKADI - En las elecciones generales de 2019 en Euskadi, Bea Fanjul consiguió para el PP su único escaño al Congreso por el País Vasco gracias al recuento de los votos de los vizcaínos que residían en el extranjero, un escaño que arrebató al PNV.