Imprimir

Paraguay mantendrá sus fronteras cerradas hasta que Brasil aplane la curva de contagios

Agencia EFE | 23 de julio de 2020

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez. EFE/Nathalia Aguilar/Archivo
El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez. EFE/Nathalia Aguilar/Archivo
Paraguay mantendrá sus fronteras cerradas, como permanecen desde marzo, hasta que Brasil consiga aplanar la curva de contagios por coronavirus
Paraguay mantendrá sus fronteras cerradas, como permanecen desde marzo, hasta que Brasil consiga aplanar la curva de contagios por coronavirus, con más de 2,1 millones de casos confirmados, según dijo este jueves a los medios el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez.

El mandatario ya advirtió cuando tomó la decisión de cerrar las fronteras que serían las últimas en volver a la normalidad, sin precisar una fecha aproximada de apertura, y este jueves volvió a repetirlo durante una visita al departamento Central.

"Hasta que no se empiece a aplanar la curva en el Brasil. Brasil es el país con la segunda mayor cantidad de muertos (al menos 82.771, por detrás de Estados Unidos). Tenemos la obligación moral de cuidar a nuestro pueblo", puntualizó Abdo Benítez.

A pesar de que el cierre de fronteras sí permitió la entrada y salida de camiones de mercancías del país, así como la repatriación de paraguayos varados en el exterior, las ciudades limítrofes con Brasil, como Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero o Salto del Guairá acusan desde marzo las consecuencias económicas de esta decisión.

Las localidades paraguayas de frontera vivían, en buena parte, del comercio con Brasil, así como del turismo de compra, ambos suspendidos con las restricciones sanitarias.

Los comerciantes de fronteras llevan tiempo solicitando al Gobierno apoyos económicos más específicos de los aporta el Ejecutivo con sus programas para la pandemia, y tampoco han faltado las manifestaciones para solicitar la apertura de las fronteras o alguna solución que les permita volver a generar ingresos.

Esta semana, el Gobierno puso en marcha un programa piloto de delivery fronterizo en Pedro Juan Caballero y la ciudad brasileña de Ponta Porã, pero la Cámara de Comercio de Pedro Juan Caballero decidió suspenderlo temporalmente el miércoles por la tarde para reglamentar las transacciones, según recogen los medios locales.

Abdo Benítez reconoció este jueves que al Gobierno le "preocupan las ciudades de frontera" y aseguró que desde el Ejecutivo son los que "más ganas" tienen de poder abrirlas.

Sin embargo, insistió en el peligro de expansión del virus en el país y se refirió, en concreto, al caso de Ciudad del Este, "la ciudad que tiene mayor propagación del coronavirus".

"Tenemos que buscar el equilibrio entre la economía y cuidar la vida (...). No hay fecha (de apertura), depende mucho del avance del virus y del análisis que pueda hacer Vigilancia de la Salud y el Ministerio de la Salud. Nosotros nos regimos estrictamente por las medidas propuestas por el Ministerio de Salud", manifestó el mandatario.

Paraguay detectó el primer caso de coronavirus en el país el pasado 7 de marzo y, desde entonces, el número total de contagios asciende a 4.000, con 1.573 casos activos, 36 fallecidos y 2.391 recuperados, según los datos publicados por el Ministerio de Salud hasta la fecha.

Todo el país, a excepción de Asunción y los departamentos de Central y Alto Paraná, se encuentran ya en la fase 4 de la cuarentena inteligente.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/en-el-mundo/paraguay-mantendra-fronteras-cerradas-brasil-aplane-curva/20200723201321266516.html


© 2020 La Región Internacional