miércoles, 22 de marzo de 2023

ENTREVISTA: IRENE BERMEJO

“En Londres hay una gran tolerancia y respeto a otras culturas”

irene-1
Irene Bermejo se encarga del área de marketing y relaciones públicas en “Rock Sin Subtítulos”.

Irene Bermejo dejó su Madrid natal y, haciendo gala de su Licenciatura en Publicidad y Relaciones Públicas y sus conocimientos de Marketing y gestión cultural, aterrizó en “Rock Sin Subtítulos”, una empresa de gestión de eventos musicales que lleva de gira a grupos españoles por toda Europa.

Irene, ¿cuál fue el motivo principal de irte?
Básicamente el inglés, quería evolucionar profesionalmente y lo considero una premisa indispensable. Además, la formación y trabajo en  la industria musical en Inglaterra es mucho más amplia.

Háblanos de Londres. ¿Qué te has encontrado? ¿Cómo es?
Es una ciudad capitalista agresiva, pero con una gran variedad de culturas. Relacionarte con ingleses cuando llegas es prácticamente imposible, viven a las afueras y, aunque son muy educados, debes tener paciencia hasta tener relaciones más estables con ellos. La ciudad en general es carísima, una devoradora de dinero sin piedad. Los alquileres son monstruosos (como mínimo, más de 500 euros al mes de gasto viviendo regular) y al principio, debes venir con mucho dinero ahorrado hasta que te asientas y consigues trabajo. Si no tienes buen inglés y tienes que trabajar en el peor escalón vas a llegar muy justo, pero si vienes con formación y tienes opción de trabajar al poco tiempo en oficinas, ganaras de sobra y ahorrarás.

¿Qué es lo que más te gusta?
La variedad de culturas y la gran tolerancia que hay entre ellas. Algunas de las cosas que veo son impensables en España. Por un lado, en España llevamos una vida más sana que aquí, que pasan muchas horas en el trabajo y tienen pocas vacaciones (y comen peor), pero por otra parte están más evolucionados en tolerancia y respeto con otras culturas. También más evolucionados en cultura musical, el sector está más profesionalizado que en España y el público está más abierto a escuchar nuevas propuestas y habituado a consumir cultura diariamente…¡¡y pagar por ella!

¿Qué es lo que más echas de menos?
La familia, la estabilidad personal. Un cambio siempre es un nuevo reto y una nueva situación a la que te enfrentas solo. Igualmente apreciaría que saliera un poco más el sol…

¿Cómo te sentiste al irte? ¿Echaste de menos más apoyos?
Por supuesto. Creo que a nivel gubernamental no se están tomando en serio esta migración de españoles a otros países. Por ejemplo, cosas muy tontas como renovar el pasaporte puede suponer una espera de un mes. Lo más rápido es un salvoconducto para volver a España. Por otro lado, deberían informar a los españoles que llegamos a Londres sobre los trámites burocráticos tanto en esta ciudad como cuando se vuelve a España. Tampoco he visto mucho apoyo a los emprendedores españoles en tema cultural por parte de las organizaciones del estado que tienen sede en Londres.

¿Recomendarías a los españoles la experiencia de la emigración?
Sí, por supuesto. Cualquier viaje o experiencia es enriquecedor y sobre todo desde la perspectiva del emigrante es más fácil apreciar las cosas importantes de la vida y el valor de lo que tenemos en casa.

IMG_3559

¿Cuál es tu trabajo actual? 
Me encargo del área de marketing y relaciones públicas en “Rock Sin Subtítulos”, una promotora que realiza giras y conciertos de grupos españoles en el Reino Unido y el resto de Europa. También trabajo en una empresa de marketing inglesa.

En Londres hay una importante colonia española. ¿Cómo es su situación?
Hay de todo, pero en general muchos tienen formación y empiezan en restaurantes. Yo he sido privilegiada en ese sentido. Creo que la mayoría encuentra trabajo de lo suyo al año, hay que tener resistencia y no desistir. Los españoles estamos muy valorados como grandes trabajadores, supongo que la situación en España nos ha endurecido. Además, la picardía que tanto criticamos en nosotros es un valor muy apreciado, en gran medida porque somos más resolutivos a la hora de enfrentarnos a un conflicto o un problema y en general nos asustamos menos ante cualquier inconveniente. Al fin y al cabo, venir aquí supone también bastante valentía…

¿Cuál ha sido la mayor dificultad a la que te has enfrentado?
Bueno, al final te adaptas a todo. Yo que odio madrugar, muchos días me levanto a las 6 por temas de trabajo… Me parecía el drama más grande y lo llevo bien. Respecto al idioma, crees que sabes inglés y el primer día que te llaman por teléfono no entiendes nada. Se debe intentar venir al menos con un nivel intermedio de inglés, pero es como montar en bici, lo da la práctica... De repente un día tienes una conversación seria, entiendes todo y te comunicas bien. En ese momento te sientes genial. Hay que tener paciencia, porque ese día llega más rápido de lo que crees.