domingo, 16 de junio de 2024

ENTREVISTA: ELISABET GARCÍA BARBER

"En Alemania he descubierto de lo que soy capaz"

elisabet-garcia
Elisabet García está a punto de publicar su primer libro: 101 secretos de Alemania.

El destino situó a Elisabet García y su familia en Alemania. Ella ha sabido aprovecharlo y de esa estancia ha salida un estupendo blog y un libro con un montón de secretos germánicos...

Elisabet, ¿por qué Alemania?
Al poco tiempo de nacer nuestra primera hija, mi marido recibió una oferta profesional para irnos a vivir a Alemania. Tras valorarlo, y a pesar de que ambos contábamos con buenos trabajos en Barcelona, decidimos dar un cambio de rumbo en nuestras vidas para seguir creciendo de forma distinta: descubriendo la vida cotidiana en una nueva cultura.

¿Qué has encontrado allí?
Descubrir gran cantidad de cosas nuevas: un nuevo idioma, nuevos vecinos, nuevos amigos (sin olvidar nunca a los nuestros de siempre), nuevos horarios, nueva gastronomía, nuevas costumbres y mi gran pasión: la escritura. Pero sobre todo que “lo normal para unos no tiene que ser lo normal para otros”.

¿Qué es lo que más valoras del país?
El hecho de haber descubierto de lo que soy capaz. De cómo cuanto más necesitamos espabilarnos más creativos nos volvemos. Además, el hecho de habernos “alejado” de lo conocido ha hecho que descubriéramos nuevos puntos de vista y formas de hacer las cosas. En Alemania tengo la suerte de estar rodeada de fantásticos vecinos y grandes amigos. Conocer una nueva cultura “desde dentro” es realmente apasionante. Y gracias al mundo 2.0 puedo compartir mis vivencias con más personas interesadas en la cultura alemana y en aprender y practicar el “élfico” alemán.

¿Qué es lo que más echas de menos?
Salvando familia y amigos, echo de menos un buen chocolate con churros. Aquí el chocolate es bastante líquido como una leche caliente con cacao. Y, más que el jamón, unos buenos tomates!!!

¿Has echado de menos más apoyos antes de irte?
Mi marido y yo tomamos la decisión solos. Él es mi gran apoyo en todo y me brindó la oportunidad de decidir. Ahora puedo afirmar que estoy muy contenta con la decisión tomada. Nuestras familias siempre nos apoyaron, a pesar de que les resulta muy difícil tenernos tan lejos. Eso sí, considero que es importante la preparación que hicimos antes del viaje y de cambiar de destino. Hay cosas que hay que atar bien antes de partir. No recomiendo partir “a la brava”.

¿Recomendarías a los españoles la experiencia de la emigración?
Lo que recomendaría encarecidamente es que cada cual trabaje mucho, luchando por conseguir lo que desea. Y, en el caso de que eso se encuentre fuera de su país, se prepare para ir a buscarlo. Si alguien se planta en Alemania esperando encontrar a alguien esperándole con la alfombra roja puede olvidarse de ello. Para venir a Deutschland es necesario tener trabajo previo. Y, a falta de él, una buena cantidad de dinero suficiente para sobrevivir mientras se busca. ¿Cómo se afrontarían los gastos tan necesarios si no? Alquiler de la casa, comida, bebida, clases de alemán, gastos adicionales al alquiler…

¿Cuál es tu trabajo actual?
Actualmente estoy desarrollando mi proyecto personal en el blog de crónicas germánicas. A raíz de ello, el último reto ha sido la publicación del libro “101 secretos de Alemania”, que no te contarán en tus clases de alemán, ni encontrarás en ninguna enciclopedia y deberías conocer. Una guía para principiantes para sumergirse en la cultura alemana. Precisamente acabamos de cerrar todas las correcciones, acabamos también de elegir la portada y ¡está a punto de imprimirse! Estoy muy contenta de haber podido materializar mis dos primeros años en Alemania con este proyecto personal. ¡Y con planes de desarrollo! Aunque lo que tampoco descarto, puesto que me gustaría tener esa experiencia, es trabajar aquí en una empresa alemana para conocer esa parte de la cultura personalmente.

¿Viajas a España a menudo?
La verdad es que bastante, aunque si esto lo lee mi madre seguramente dirá que no es cierto... Cada dos o tres meses siempre surge algún evento u ocasión en la que nos dejamos caer por la Ciudad Condal.

¿Has conocido a más españoles en tu destino? ¿Cuál es su situación general?
Sí, poco a poco nos vamos conociendo todos. Incluso solemos coincidir en el aeropuerto o haciendo alguna actividad con los niños en la ciudad. Aunque suelo relacionarme más con gente de otras nacionalidades, tenemos un grupo de mamis españolas que nos reunimos un día a la semana para que los peques hablen entre ellos español.

¿Has encontrado alguna dificultad especial?
Con el idioma alemán, que no es para nada sencillo, nunca hay que perder la esperanza. Al inicio es realmente desesperante, pero con constancia, paciencia, mucha paciencia y mucha práctica esa melodía indescifrable se vuelve conocida con el tiempo. Lo de los horarios lo llevo fatal: hago el horario alemán de día, nos levantamos muy temprano, y el español de noche, que ya sabes cuál es... ¡Imagina! Para la comida he acabado por adaptarme a lo que hay. Aunque tengo un paladar muy mediterráneo, hemos incluido a nuestra dieta infinidad de platos regionales, como las Maultaschen, los sabrosos Spätzle, … ¡Y, cómo no, lo que más me gusta es saborear un Brezel!

Háblanos de Crónicas Germánicas... ¿Cómo surgió la idea?
Antes de partir hacia Alemania estaba convencida de que la vida cotidiana no iba a ser tan distinta. Al aterrizar en Deutschland y darme cuenta de que estaba totalmente equivocada, me decidí a compartirla. Lo mejor del blog es la comunidad que ha generado, con la que aprendo muchísimo. Nunca hubiera imaginado todo lo que podría descubrir gracias a los seguidores del blog. En cada uno de mis artículos siempre aportan algo más sobre el tema que trato. ¡Y eso es lo que lo hace realmente especial y que todo el trabajo merezca la pena! Desde el blog de www.cronicasgermanicas.com comparto lo que aprendo sobre Alemania y su cultura de forma original, amena y divertida con el mundo hispano hablante. Y agradezco a todos las aportaciones a través de las cuales sigo aprendiendo cada día. Todo ello, claro está, sin olvidar las fantásticas personas que también he conocido gracias a formarme para hacer crecer el blog en el mundo 2.0.

Podéis seguir a Elisabet en su blog www.cronicasgermanicas.com.