miércoles, 08 de febrero de 2023

PARA COMPROBAR LA SITUACIÓN DE PARTICIPANTES DEL PROGRAMA DE PROTECCIÓN DEFENSORAS DE DERECHOS HUMANOS

El Gobierno Vasco encabeza una misión en Guatemala y Honduras

País Vasco a Honduras y Guatemala web

El Gobierno Vasco encabeza una delegación vasca que viaja hoy a Guatemala y Honduras para acompañar a las personas que han sido acogidas en Euskadi dentro del Programa de Protección para Defensores y Defensoras de derechos humanos. Monika Hernando, directora de Derechos Humanos, Víctimas y Diversidad, lidera este grupo, que incluye a seis representantes del Parlamento Vasco, así como a personal técnico de eLankidetza-Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo, y representantes de entidades sociales como la gestora del programa, Zehar-Errefuxiatuekin, Paz y Solidaridad y Aldarte.  

En total, viajan 14 personas entre las que se encuentran miembros de la Comisión de Derechos Humanos, Igualdad y Justicia del Parlamento Vasco, y un letrado:  su presidenta Leixuri Arrizabalaga (EA-NV), Iñigo Iturrate (EA-NV), Miren Gallastegui (SV-ES), Oihana Etxebarrieta (EH Bildu), Iñigo Martínez (EP-IU) y Carmelo Barrio (PP-C).

El objetivo de la misión es acompañar a las personas defensoras acogidas por el programa en los años 2020 y 2021, y comprobar sobre el terreno la situación actual de los territorios. La delegación viajará primero a Guatemala, y después a Honduras, para conocer la realidad de las comunidades y la situación personal de las personas defensoras y de las organizaciones locales. Asimismo, también se reunirá con instituciones públicas y organismo internacionales con el fin de conocer de primera mano la situación y fortalecer la red de protección y apoyo de las personas acogidas en el programa.

Protección a personas defensoras

El programa Defensoras de Derechos Humanos nació en 2011 con el objetivo de proteger a personas que ven amenazada su vida e integridad física por su actividad en defensa de la vida y la justicia social en sus países de origen. Se trata de una iniciativa por la que la persona acogida permanece en Euskadi seis meses en los que puede descansar y cuidarse para fortalecerse física y emocionalmente frente a los impactos de la violencia política.

Durante este tiempo, además, desarrolla una agenda política con diferentes instituciones públicas y organizaciones sociales, con el fin de ampliar y fortalecer sus redes internacionales de apoyo. Estas redes actúan un paraguas de protección que contribuye a generar un retorno en mayores condiciones de seguridad y la continuación de su trabajo en defensa de los derechos humanos.

En estos 12 años, el programa ha acogido a 32 personas (19 mujeres y 3 menores a su cargo, y 9 hombres) procedentes de Colombia, Perú, Honduras, Guatemala y Sahara Occidental.

Desde el inicio, una delegación vasca ha acompañado a estas personas en el retorno a sus países de origen, en diferentes misiones con destino a Colombia, Guatemala, Perú y Honduras.