lunes, 04 de marzo de 2024

Acción Exterior de Murcia y Cáritas despliegan ayuda humanitaria entre 1.500 familias del Congo

Reunión celebrada por el consejero de Presidencia, Portavocía y Acción Exterior, Marcos Ortuño, y el director de Cáritas, José Antonio Planes, junto con el director general de Acción Exterior y Cooperación, Juan José Almela, y técnicos de la ONG.

El Gobierno regional de Murcia y Cáritas han trabajado durante los dos últimos años en un proyecto que mejorará las condiciones de vida de 1.500 hogares en la República Democrática del Congo.

En una reunión celebrada entre el consejero de Acción Exterior, Marcos Ortuño, y el director de Cáritas, José Antonio Planes, se analizó la estrategia que se ha llevado a cabo entre familias desplazadas por el conflicto en los Hauts Plateaux de Uvira y en hogares de acogida en Katobo, Ndegu y Mashuba, con especial atención a mujeres embarazadas y lactantes.

La ayuda humanitaria y cooperación internacional también se extenderá este año a 500 hogares afectados por inundaciones en la provincia de Kivu Sur, en la República Democrática del Congo. Además, se continuará apoyando la renovación de espacios y servicios del Centro Oikía de Cáritas para niños y jóvenes en situación de calle en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, tanto en 2023 como en 2024.

Cáritas ha recibido una subvención de 140.000 euros para estos proyectos de cooperación internacional, desarrollo y educación en los últimos dos años. Orduño destacó que "esta cooperación permite llegar a las comunidades más vulnerables y construir “una sociedad más saludable y justa, donde los niños y jóvenes tengan las mismas oportunidades para crecer y prosperar”.

Por otra parte, Cáritas llevará a cabo actividades de educación y sensibilización en cooperación internacional en doce centros educativos de la Región, con la participación de 1.140 alumnos. Este programa tiene como objetivo informar y concienciar a los estudiantes sobre la realidad de los países empobrecidos, la pobreza y sus causas, así como promover la justicia social basada en los Derechos Humanos.

Ortuño enfatizó que estas acciones buscan involucrar a los jóvenes en la cooperación para el desarrollo y la transformación social, promoviendo un mundo más justo y solidario. Asimismo, resaltó el valor de las acciones de educación y sensibilización para formar ciudadanos informados y responsables, contribuyendo así a consolidar una sociedad democrática, justa y solidaria.