martes, 07 de diciembre de 2021

Arias Cañete subraya la dificultad de ejercer como delegado en 'territorios fronterizos'

En su discurso, Arias Cañete ha señalado que el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, 'ha sido un gran valedor' de El Barkani para que ocupara este cargo, la primera vez en la historia que es ostentado por un español de origen musulmán, 'pero también Rajoy te conocía', porque el nuevo delegado lleva ocupando cargos de responsabilidad del PP desde el año 1995, como vicepresidente segundo de la Ciudad Autónoma y consejero de Presidencia.    'Si la tarea de delegado del Gobierno es compleja en cualquier punto de España, hacerlo en territorios fronterizos es más difícil todavía' ha subrayado el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en referencia a Ceuta y Melilla, las únicas ciudades españolas con fronteras terrestres con Marruecos.

   Arias Cañete, que unas horas antes de estar en Melilla había estado también en Ceuta para presidir la toma de posesión su nuevo delegado del Gobierno, Francisco Antonio González Pérez, ha desvelado que él será el ministro que lleve los asuntos de Ceuta y Melilla en los Consejos de Ministros, como lo fueron en la etapa de José María Aznar como presidente los entonces ministros Mariano Rajoy primero y Javier Arenas después. 'Me toca impulsar la gestión de la Administración Central en Ceuta y Melilla', ha avanzado el que fue Abogado del Estado en la Delegación del Gobierno de Ceuta en 1975.

   Asimismo, el titular de Agricultura ha destacado las dificultades con las que se encuentran ambas ciudades autónomas por su extrapeninsularidad, para lograr su desarrollo económico y social, y por ello ha señalado que el Ejecutivo Central impulsará las medidas aprobadas en las Cortes en una ponencia para que melillenses y ceutíes tengan las mismas oportunidades de desarrollo que el resto de españoles.

   Antes de hablar Miguel Arias Cañete, el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ante el nombramiento del primer musulmán como delegado del Gobierno, ha agradecido al presidente de la Nación, Mariano Rajoy, que aceptara su propuesta de designación de Abdelmalik El Barkani por lo que supone de 'normalización' en la ciudad el hecho de que un español de origen bereber esté al frente de una institución como esta.

   En esta línea, Imbroda ha subrayado que la Ciudad Autónoma y la Delegación del Gobierno, del mismo color político ahora después de ocho años de 'cohabitación' con los socialistas, 'trabajaremos conjuntamente' para lograr en sentar en esta legislatura 'la base de la estabilidad para Melilla de los próximos 25 años'.

   Por su parte, el nuevo delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, ha asegurado que será el delegado del Gobierno de todos los melillenses 'sin distinción de ningún tipo', ni de raza ni de religión ni ninguna otra condición, y ha agradecido la confianza depositada en él por Rajoy y por Imbroda.

   Abdelmalik El Barkani ha pedido la colaboración de todos los que conforman la Administración Central en Melilla, como funcionarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y áreas de la Delegación del Gobierno, 'porque sin ese apoyo mi gestión no será difícil, sino imposible'.

   Entretanto, Abdelmalik El Barkani ha tenido que dejar la vicepresidencia segunda de la Ciudad Autónoma de Melilla, la Consejería de Presidencia y Participación Ciudadana y la presidencia del organismo público 'Instituto de las Culturas', además de su escaño en el PP, lo que hará que en el próximo Pleno de Control tome posesión de su acta de parlamentaria autonómica la actual consejera de Administraciones Públicas, Katy Muriel.

   El médico neurocirujano de profesión de 51 años de edad ha sido propuesto para el cargo por el propio presidente Juan José Imbroda, y tras su aceptación por parte del Consejo de Ministros, se convierte en el tercer melillense en ostentar esta responsabilidad y primero de origen bereber, después de los socialistas Manuel Céspedes y Gregorio Escobar.