Sábado, 14 de diciembre de 2019

Pactos: Abascal pide reunirse con PP y Cs para intentar desbloquear Madrid y Murcia

El presidente de Vox Santiago Abascal (2d) acompañado por el secretario general Javier Ortega Smith (d). EFE/Marcial Guillén
El presidente de Vox Santiago Abascal (2d) acompañado por el secretario general Javier Ortega Smith (d). EFE/Marcial Guillén

El PP y Ciudadanos han apelado este lunes a Vox para que olvide sus reticencias y apoye a los candidatos del PP en las respectivas investiduras en Madrid y Murcia, a lo que se resiste el partido de Abascal si no son tenidas en cuenta sus propuestas, para lo que ha pedido una reunión a tres para mañana.

Ciudadanos no descarta reunirse con Vox, y su portavoz parlamentaria, Inés Arrimadas, ha dicho que, si hace falta que su partido se reúna otra vez en Murcia o en Madrid para que Vox "rectifique" y "deje de bloquear", lo hará y ha añadido que espera que se les pase pronto "la pataleta".

Sin aclarar si el líder del partido, Albert Rivera, aceptará la reunión propuesta por Abascal, ha insistido en que lo mejor es que se reúnan los diputados autonómicos que son los que votan.

Menos reticente ha estado el PP, que no tiene "ningún problema" para sentarse o reunirse con nadie, según fuentes de la dirección, que han aludido a su "talante de diálogo" con todas las fuerzas políticas implicadas en las negociaciones tras las elecciones del 26 de mayo.

Desde Murcia, Santiago Abascal ha propuesto a sus homólogos de PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, una reunión a celebrar en el Congreso de los Diputados para un "último intento" y "desbloquear" la formación de gobiernos autonómicos en Madrid y Murcia.

Ha asegurado que será "generoso" para superar un bloqueo que han provocado el "apartheid" de Cs y la "equidistancia" del PP.

Poco antes de esta comparecencia, se conocía que el PP y Cs habían firmado un pacto en Madrid con 155 medidas y el reparto de las áreas de gobierno, que contempla la Presidencia para la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, y la Vicepresidencia para Ignacio Aguado, de Ciudadanos.

Para Abascal, ese acuerdo supone que persisten en el "error" de llegar a un pacto sin contar con su partido.

El gobierno de coalición entre el PP y Cs necesita en Madrid a Vox, ya que la suma de ambos es de 56 escaños (30 el PP y 26 Cs) y la mayoría absoluta está en 67, por lo que tienen que votar a favor los 12 diputados de Vox, pues la suma de los 37 escaños del PSOE, los 20 de Más Madrid y los 7 de Podemos es superior.

La Asamblea de Madrid ha convocado para el próximo día 10 la sesión de investidura, en la que es necesaria la mayoría absoluta en la primera votación o una mayoría simple en la segunda.

PP y Ciudadanos quieren evitar que en Madrid se repita lo ocurrido hace unos días en Murcia, donde los cuatro diputados de Vox votaron en contra de la investidura del candidato del PP a la Presidencia, Fernando López Miras, que sumó solo los 16 apoyos de su grupo y los seis de Cs.

Vox justificó su voto por la negativa a firmar un pacto a tres de Ciudadanos, quien, no obstante, mantuvo esa misma mañana una reunión de más de cuatro horas con PP y Vox.

Al tratarse de la segunda votación ya no era necesaria la mayoría absoluta (23 votos) y hubiera bastado con la abstención de Vox para la reelección del López Miras.

"Parece que no han aprendido nada de Murcia y tienen un problema matemático", ha dicho Abascal en referencia al fallido debate de investidura en Murcia.

Tras afirmar que su partido "renuncia a cualquier sillón" en Madrid y Murcia, ha vuelto a marcar como condición que se "visibilice" un acuerdo de investidura entre los tres partidos y después su formación pasaría a la "leal oposición".

Pero no son estas las únicas comunidades en las que aún no se han cerrado los pactos para conformar los respectivos gobiernos regionales: aún faltan Navarra, La Rioja, Aragón y Asturias.

En Navarra todo se ha pospuesto a después de las fiestas de los sanfermines. No obstante, este lunes la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha dicho que hay que evitar "lecturas de supuestas complicidades" con EH Bildu y ha señalado que éstas sólo existen "con los partidos con los que María Chivite ha negociado", pero el preacuerdo del PSN con Geroba Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra requiere de, al menos, la abstención de EH Bildu para que Chivite sea presidenta.

En Aragón, el socialista Javier Lambán ha sido propuesto formalmente como candidato a la Presidencia pese a no tener todavía los apoyos necesarios y la investidura debe celebrarse antes del 20 de agosto.

Las negociaciones siguen abiertas, ya que el PSOE, además de los pactos ya cerrados con el PAR y avanzados con CHA e IU, necesita el respaldo de Podemos, con el aún no cuenta.

En Asturias, PSOE, IU y Podemos tienen previsto negociar a lo largo de esta semana con vistas al debate de investidura que se celebrará en la Junta General del Principado los días 11 y 12 de julio y que continuará el lunes, día 15, si el candidato socialista Adrián Barbón no sale elegido en primera votación.

En La Rioja los socialistas piden a Podemos que apoyen la investidura de su candidata, Concha Andreu, y se unan al acuerdo ya alcanzado con IU.