Sábado, 21 de septiembre de 2019

La presidenta de La Rioja está tranquila por la estabilidad de su Gobierno

La presidenta del Gobierno de La Rioja, la socialista Concha Andreu. EFE/ Abel Alonso
La presidenta del Gobierno de La Rioja, la socialista Concha Andreu. EFE/ Abel Alonso
La presidenta del Gobierno de La Rioja, la socialista Concha Andreu, ha dicho a Efe que está "absolutamente tranquila" ante la estabilidad de su Ejecutivo, que está "garantizada" con el pacto entre el PSOE y Podemos.

"El Gobierno de La Rioja tiene total estabilidad, el único problema que tiene es no poder llegar a todo lo que tiene por delante", ha subrayado.

La nueva consejera de Participación, Cooperación y Derechos Humanos de La Rioja, Raquel Romero, de Podemos, ha asegurado este viernes que el pacto que su partido firmó con el PSOE para formar el Gobierno riojano "no corre peligro", a pesar de que algunos miembros del Equipo Técnico de Podemos en La Rioja -actual órgano de dirección del partido- pidieran anoche la ruptura de ese acuerdo.

Andreu, tras el acto de la toma de posesión de sus consejeros, ha dicho a Efe que está "orgullosa" del Ejecutivo que ha conformado, compuesto por ocho propuestos por el PSOE y Romero, en virtud del acuerdo programático que firmaron los socialistas con la formación morada y con IU, partido, este último, que presta su apoyo externo.

Por ello, ha rechazado entrar en "cuestiones internas de partidos", en alusión a las discrepancias surgidas en las últimas horas entre Romero y el órgano directivo de Podemos en La Rioja.

"Lo que quiero -ha recalcado- es empezar a trabajar ya para dejar nuestra impronta, con ganas y compromiso, por mi parte y de los nueve consejeros, que quieren solucionar los problemas y arreglar las cuestiones pendientes".

En relación con la negativa inicial el PSOE de que Podemos entrase en el Consejo de Gobierno, lo que motivó el voto en contra de Romero a la candidatura de Andreu en el debate de investidura de julio pasado, ha indicado que "hay que adaptarse a las circunstancias".

Ha explicado que "si uno no tiene mayoría absoluta, lo que tiene que hacer es adaptarse y hablar", pero ha recordado que "en una primera intentona no fue posible porque las exigencias eran muchas", en referencia a que Podemos pedía tres consejerías.

Así, ha recalcado que nunca hubiera podido "ceder a unas exigencias tan elevadas", algo que "comprendieron" los representantes de Podemos y después "rebajaron" sus pretensiones en la segunda etapa de las negociaciones, celebradas a mediados de agosto, cuando aceptaron una consejería.

Andreu, que tomó posesión de su cargo ayer, jueves, ha subrayado que, en la etapa política actual, "es necesario llegar a un acuerdo porque ya no es como antes, cuando había dos partidos grandes y mayorías absolutas".

Por ello, ha reconocido que "ahora toca adaptarse a la pluralidad política y hablar, así ha sido", dado que ha considerado que era su "obligación y responsabilidad", como candidata del partido más votado, "intentar llegar al acuerdo".