martes, 04 de agosto de 2020

El PSDEG-PSOE de Ourense asesora y ayuda a retornados de Alemania preocupados por el impago de las pensiones complementarias

Luis Gulín, secretario provincial de Emigración del PSdeG-PSOE de Ourense, es el primero por la derecha
Luis Gulín, secretario provincial de Emigración del PSdeG-PSOE de Ourense, es el primero por la derecha

La problemática reside en que desde enero de este año “modificouse a regulación das chamadas Betriebsrenten en Alemaña e non se lle comunicou os afectados”, explica Gulín.

El secretario provincial de Emigración del PSdeG-PSOE de Ourense, recibió correos y llamadas telefónicas de emigrantes retornados de Alemania residentes en Galicia, mayoritariamente de la provincia de Pontevedra, y también de fuera de la Comunidad Autónoma, (Extremadura y Andalucía), trasladándole la preocupación que desde enero no reciben la pensión complementaria de la empresa en la que trabajaron.

Muchos de los emigrantes retornados de Alemania, a parte da su pensión de jubilación oficial, perciben a mayores una pensión complementaria llamada Betriebsrente, procedente de un fondo de pensiones de la empresa o de la administración pública en la que trabajaron. Suelen ser cantidades modestas, que pueden oscilar entre 50 a 400 euros al mes. Desde enero de este año, algunos incluso desde noviembre de 2019, siguen esperando por el pago de esas pensiones de la empresa.

El secretario provincial de Emigración del PSdeG-PSOE de Ourense, analizando la documentación entregada por los afectados, realizó varias llamadas a las empresas y escribió correos electrónicos interesándose por la situación.

“A problemática reside que desde xaneiro deste ano modificouse a regulación e xestión das chamadas Betriebsrenten en Alemaña”, explica Gulín. Esta circunstancia no fue comunicada a los afectados que implica, entre las novedades de gestión, que ellos mismos tienen que entregar cada año una fe de vida por iniciativa propia. “Antes do 31 de decembro adoitaban chegar os impresos para xustificar de estar vivos, acreditando a circunstancia co selo dun organismo oficial español”, apunta el secretario provincial de Emigración de los socialistas ourensanos. Muchos de los más de 14.000 gestores de fondos de pensiones complementarias de Alemania obviaron informar a sus asegurados en España. Incluso algunos de ellos, como la empresa Opel, envían impresos que para renovar la continuidad de la pensión complementaria, los interesados deben estar al día en el pago del impuesto a la Iglesia católica, o tener un NIF alemán, (requisitos sólo aplicables en territorio alemán), creando cierta confusión entre los interesados.

Luis Gulín se puso a disposición de los afectados y de sus familiares para realizar cualquier tipo de gestión para agilizar los pagos atrasados pendientes.