viernes, 23 de octubre de 2020

Paderne (Allariz-Ourense) llora el crimen de un militar en Venezuela

Una calle de Allariz. (Foto: Archivo )
Una calle de Allariz. (Foto: Archivo )

El cadáver de Viberto Quinteiro Pérez, el vicealmirante de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela asesinado el 7 de septiembre en una urbanización del estado de Miranda, recibirá sepultura en el panteón de su familia en Paderne de Allariz, donde nació su madre y reside parte de su familia. Entre estos está el primer teniente alcalde del municipio, Manuel Pérez Nóvoa -son primos-, que recordaba que están trabajando para traer el cuerpo lo más pronto posible "pero los trámites no están resultando fáciles".

La actual situación sanitaria complica las labores de repatriación. "Ahora mismo solo hay un vuelo comercial al mes. De todas formas estamos trabajando para repatriarlo y, de una forma u otra, depositar aquí las cenizas", añadió Pérez Nóvoa, puntualizando que su primo llevaba toda su vida el ejercito venezolano:" Era militar salido de academia".

Las fuerzas de seguridad venezolanas señalan a una conocida banda criminal de la zona como responsable del homicidio. Las primeras hipótesis apuntan a que los delincuentes le dispararon cuando negociaba la compra de un coche. 

El fallecido, que tenía tres hijos, estuvo hace dos años en Paderne. Su mujer reside en la provincia de A Coruña con una hija. Los otros dos estaban con él.