sábado, 10 de diciembre de 2022

El colectivo venezolano de O Barco se triplica en 10 años

Venezolanos en Ourense
Foto de la reciente celebración de la fiesta de "La chinita" de los venezolanos de Ourense

José María Cruz - La Región

La presencia de inmigrantes de nacionalidad venezolana en el padrón de O Barco aumentó considerablemente en los últimos años. En el Concello barquense constatan un repunte de este colectivo, que a fecha de ayer alcanzaba las 108 personas empadronadas. En 2012, este dato se quedó en solo 28, o lo que es lo mismo, en la última década su número casi se cuadruplicó, creciendo un 285 %.

Este aumento supuso pasar de ser la octava nacionalidad en número de habitantes registrados en O Barco (por detrás de la española, portuguesa, brasileña, colombiana, marroquí, dominicana y rumana) a situarse en el quinto lugar, por detrás de la española, portuguesa, marroquí y colombiana. Esta situación se da en una provincia como la ourensana, que posee la mayor proporción de población venezolana de toda España.

Un sector importante del colectivo venezolano abandona su país ante las numerosas carencias de servicios que padece. Así lo estima el director de Cáritas Interparroquial de O Barco, Julio Mourelo Fulgueral, quien apunta que a muchos de estos inmigrantes “no les gusta la situación de su país”. En no pocas ocasiones, esta circunstancia se traduce en unas solicitudes de asilo político que muchas veces no son atendidas, dejando indocumentados a los peticionarios.

Efecto llamada

El “efecto llamada” tiene mucho que ver con la llegada de nuevos inmigrantes. Lo apuntó Julio Mourelo, quien explica que los recién llegados suelen tener familiares, amigos o conocidos en la comarca, y de ahí que se inclinen por elegir O Barco como lugar de residencia.

La precariedad de los medios para salir adelante con los que llegan lleva a un buen número de estos inmigrantes a recurrir a Cáritas, de tal forma que en lo que va de año fueron 15 las familias que solicitaron la ayuda de la ONG diocesana, siendo 49 las personas que se beneficiaron de ella, solo por detrás de las de nacionalidad española, colombiana y marroquí.

El número de venezolanos que tienen su residencia en la villa barquense va en aumento. “Se está produciendo un repunte de llegados de Venezuela”, apuntaron en el Concello, coincidiendo de esta manera con Julio Mourelo, quien resaltó que en las últimas semanas “está llegando gente nueva”.

DOS EMPADRONADOS MENOS DESDE ENERO

La población de nacionalidad extranjera mantiene prácticamente congelado el padrón de O Barco. Tal es así, que los datos de enero y los de ayer reflejan una mínima diferencia de 2 habitantes. Según indican, la población pasó de 13.415 a 13.413 en este periodo. La diferencia es mucho mayor al echar mano de los números correspondientes a 2012, cuando alcanzaba las 14.095 personas.

En la actualidad, a falta de que el padrón definitivo haya sido aprobado, la nacionalidad española está representada por 11.943 inscritos. Por detrás están los inmigrantes llegados desde Portugal (460), a los que siguen los colombianos (170) y marroquíes (146). A continuación aparecen los 108 registros del colectivo venezolano, tras superar a lo empadronados de Brasil (79), Rumanía (75) y República Dominicana (52). Muy por detrás están los procedentes de Honduras (44), Paraguay (36), Siria (30), Pakistán (29), Cuba (24) o Georgia (22), así hasta completar una lista formada por 51 países.

El resumen de nacionalidades que maneja Cáritas lo encabezan los españoles (133), seguidos por los colombianos (77), marroquíes (76) y venezolanos (49). En la relación de la ONG diocesana aparecen reflejadas 186 familias y 479 destinatarios de las ayudas.