miércoles, 30 de septiembre de 2020

LA DE SANTIAGO ES LA UNIVERSIDAD MÁS DEMANDADA EN ESTA CUARTA CONVOCATORIA

Beneficiarios de las Becas BEME que cursarán un máster en la Universidad de Santiago participan en unas jornadas prácticas virtuales

Imagen de la jornada con los becarios y becarias BEME de la Universidad de Santigo de Compostela
Imagen de la jornada con los becarios y becarias BEME de la Universidad de Santigo de Compostela

La Secretaría Xeral da Emigración, en colaboración con la Asociación de  Jóvenes Emigrantes en Galicia y las tres universidades públicas gallegas, celebraron esta tarde la segunda de las jornadas de bienvenida virtuales dirigidas a los casi 150 beneficiarios y beneficiarias de esta cuarta convocatoria de las Becas Excelencia Juventud Exterior (BEME). La sesión de hoy se dirigió a los becarios y becarias que cursarán su máster en la Universidad de Santiago, la que más acogerá en este ejercicio, un total de 59.

La jornada contó con la participación del vicerrector de Estudiantes e Internacionalización, Víctor Arce, un representante de la Consellería de Sanidade y becarias y becarios de anteriores ediciones, que  aportaron información práctica sobre el curso académico, el sistema sanitario y el protocolo para la detección y manejo de casos de infección activa por el virus covid-19, y otras cuestiones como la búsqueda de vivienda y las costumbres y cultura gallegas. A continuación, las y los asistentes plantearon sus dudas a los expertos y expertas. El objetivo de las jornadas informativas es acercar hasta los respectivos países de origen de los mejores expedientes académicos de chicas y chicos gallegos residentes en el exterior asesoramiento sobre cuestiones previas a su establecimiento en la comunidad que les ayuden a agilizar y conocer los diferentes trámites que tendrán que llevar a cabo.  

Más de 60 medidas
Las Becas Excelencia Juventud Exterior forman parte de la Estrategia Galicia Retorna, el primer plan integral de retorno de España, que persigue incentivar el retorno de las y los ciudadanos gallegos del exterior, no solo de las personas emigradas, sino también de sus descendientes, favoreciendo su incorporación y la de sus hijos e hijas en los centros de enseñanza secundaria de la comunidad, así como en el sistema universitario de Galicia a través de un total de más de 60 medidas tanto específicas como transversales.