domingo, 14 de abril de 2024

El Rey reitera al presidente de Guatemala el respaldo de España en la "nueva etapa" que inicia el país

Recepción previa al almuerzo ofrecido en honor de Arévalo en el Palacio Real, por Felipe VI

El Rey Felipe VI ha ofrecido el respaldo de España al nuevo presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo, en la "nueva etapa" que comienza en el país después de que se respetara "la voluntad soberana" de los guatemaltecos en las elecciones presidenciales, a pesar de los intentos por impedir que el nuevo mandatario tomara posesión.

Durante el almuerzo ofrecido en honor de Arévalo en el Palacio Real, Don Felipe destacó que la presencia del presidente guatemalteco en España "representa la determinación de un pueblo en defensa de su voluntad soberana". Añadió que la comunidad internacional se alegra de que se haya respetado la decisión libremente tomada por los guatemaltecos.

El monarca recordó que, el pasado 15 de enero, se desplazó a Guatemala para asistir a la toma de posesión de Arévalo, como suele hacer con todos los mandatarios iberoamericanos. Sin embargo, tuvo que regresar a España sin hacerlo, ya que la toma de posesión se demoró varias horas debido a intentos por parte de la Fiscalía y algunos parlamentarios de impedirlo.

El Rey expresó el deseo de España de apoyar esta nueva etapa en Guatemala para hacer realidad las aspiraciones y esperanzas que han concitado la elección del nuevo gobierno. En línea con este mensaje, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien se reunió previamente con el mandatario guatemalteco y estuvo presente en el almuerzo, reiteró "el compromiso de España con la democracia, el Estado de derecho y los Derechos Humanos en Guatemala".

Además, se mencionó la importancia de mejorar las relaciones comerciales y empresariales entre ambos países. Se destacó la necesidad de adoptar acuerdos normativos que favorezcan un mejor clima de negocios y se reafirmó el compromiso de España como el principal inversor europeo en Guatemala.

El Rey también valoró el compromiso de Arévalo con la mejora de las condiciones de vida de los guatemaltecos más necesitados y con la igualdad de género. En este sentido, se mencionó la disposición de la Cooperación Española para redoblar esfuerzos en este ámbito.

Por último, se hizo referencia a la larga historia compartida entre España y Guatemala y a la voluntad de seguir trabajando juntos en proyectos que fortalezcan la relación bilateral.

Arévalo agradeció el apoyo brindado por España durante la "encrucijada" reciente y destacó el papel crucial que desempeñó tanto a nivel bilateral como en la UE para garantizar el respeto a la voluntad popular expresada en las urnas.

El almuerzo contó con la presencia de diversas personalidades políticas y empresariales, entre ellas el presidente del Tribunal Constitucional, el presidente del Consejo General del Poder Judicial, la presidenta del Congreso y el líder de la oposición.