domingo, 16 de junio de 2024

Lula da Silva viaja a Portugal y España como "puertas de entrada a Europa" para Brasil

Luiz Inácio Lula da Silva.
Luiz Inácio Lula da Silva

Agencia EFE

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ha escogido Portugal y España como los primeros países que visitará en Europa en su nuevo mandato, debido a que para Brasil son las "puertas de entrada naturales" a Europa.

La primera escala de Lula será en Lisboa, donde el próximo sábado será recibido por el presidente Marcelo Rebelo de Sousa y participará en la XIII Cumbre Brasil-Portugal, mecanismo bilateral que prevé reuniones anuales pero que está paralizado desde 2016.

La secretaria para Europa de la cancillería brasileña, Maria Luisa Escorel, explicó en rueda de prensa que el viaje de Lula a ambos países se enmarca en el "regreso de Brasil al mundo", del que se mantuvo casi aislado durante los últimos cuatro años, bajo el mandato del ultraderechista Jair Bolsonaro.

En Portugal, Lula también asistirá a un foro empresarial en la ciudad de Matosinhos, a unos 300 kilómetros de Lisboa, y participará en la entrega del premio Camoes al cantautor brasileño Chico Buarque.

Lula permanecerá en Lisboa hasta el mediodía del próximo martes, cuando viajará a Madrid, donde su primera actividad será la tarde de ese mismo día, cuando tiene previsto asistir a un seminario que congregará a empresarios brasileños y españoles.

En Madrid se reunirá con el rey Felipe VI, posiblemente la misma noche del martes, y el miércoles será recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palacio de La Moncloa, dijo Escorel, quien apuntó que la agenda aún no está totalmente definida.

Tanto en Lisboa como en Madrid, Lula tratará la agenda bilateral pero también asuntos regionales, con énfasis en las negociaciones para la conclusión del acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, que Brasil integra junto con Argentina, Paraguay y Uruguay.

Escorel subrayó que ese será uno de los "asuntos fundamentales" que Lula discutirá con Pedro Sánchez, sobre todo por el hecho de que, durante el segundo semestre, España ejercerá la presidencia semestral de la UE y Brasil hará lo propio en el Mercosur.

"Existen expectativas de que el acuerdo puede ser concluido este año y tanto España como Brasil tienen interés en que sea finalizado durante esas presidencias", señaló la diplomática.