sábado, 10 de diciembre de 2022

Los 'lobos solitarios', la nueva amenaza islámica en Europa

Un agente de la Policía Nacional rastrea datos de 'sospechosos' por internet. (Foto: ARCHIVO)
Aunque en España no hay un riesgo adicional al que tiene el resto de países de nuestro entorno, el terrorismo yihadista acecha en su modalidad de los conocidos 'lobos solitarios', activistas silenciosos, muy difíciles de detectar según la policía, y que sólo reciben una consigna: 'Golpea como puedas'. Los atentados del 11S en Estados Unidos marcaron un antes y un después en la lucha policial de España contra el terrorismo, hasta entonces limitada al de ETA, con unas características radicalmente distintas a las del islamista. Tuvieron entonces las fuerzas de seguridad que reciclarse y, casi de forma acelerada, adentrarse en las peculiaridades de ese nuevo terrorismo, crear unidades especializadas e intensificar la cooperación con cuerpos policiales de otros países.

Fuentes especializadas en esa lucha antiterrorista recuerdan que el riesgo siempre ha existido y que atentados aislados, como el último de Londres, no tienen por qué significar un recrudecimiento de las acciones de unos activistas que la policía no quiere denominar 'lobos solitarios' porque sería magnificarles y convertirles en cierto modo en héroes.

En cualquier caso, España, o para ellos Al-Andalus, sigue siendo un objetivo para unos terroristas difíciles de controlar porque están plenamente integrados en la vida diaria; en ocasiones, como pasa en Europa, son hijos de inmigrantes muy establecidos y cuentan con formación académica.


INTERNET, LA FUENTE

¿Cómo se radicalizan? Las fuentes subrayan que estas personas pueden alimentar su fundamentalismo en algunas mezquitas, donde los imanes y otros fieles les pueden inocular mensajes negativos hacia el mundo occidental para que le vean como un enemigo a combatir y convertirse, así, en luchadores de la causa yihadista. Precisamente, algunos de estos templos son vigilados por las fuerzas de seguridad, atentas a cualquier movimiento que les haga sospechar de algún fiel dispuesto a perpetrar alguna acción.

No obstante, es internet la principal fuente de la que beben los terroristas silenciosos, pero la red se constituye también como la principal dificultad para los investigadores ante su 'brutal' caudal de información 'imposible de procesar'. Además de lanzar desde la red consignas radicales, internet sirve para 'formarse' en la elaboración de artefactos explosivos.

Y en este proceso de radicalización, el terrorista no necesita contar con ningún tipo de célula ni de instrucciones 'de arriba'. 'Mata cuando puedas y creas que debas' es la única consigna que el 'lobo solitario' interioriza.

De forma paralela al aumento de la seguridad en los objetivos primigenios de los terroristas islamistas, como el secuestro de aviones para el que hacía falta un grupo estructurado, los activistas fueron modificando sus 'dianas', a las que un solo individuo puede apuntar.

Se trata de los denominados 'soft target' (objetivos vulnerables), como pueden ser paradas de autobús, centros comerciales, acontecimientos deportivos al aire libre... hasta una infinidad de ellos sobre los que es difícil prever cuándo y cómo se pueden producir acciones.

También preocupa a la policía la proliferación de los 'combatientes extranjeros', radicales que viajan desde España a países en conflicto, como Siria, para contribuir a la causa de la Yihad cometiendo un atentado e inmolándose.Ya se ha producido algún caso de jóvenes que desde Ceuta se desplazaron a ese país árabe hace ahora un año para llevar a cabo esa 'misión'.

Es en Ceuta, Melilla y Cataluña donde la preocupación policial es mayor ante este fenómeno. En la comunidad catalana se afincaron islamistas y, de hecho, en más de una ocasión fue allí donde se desmanteló la trama financiera de alguna de sus organizaciones.