martes, 07 de diciembre de 2021

España, tercer país de la UE que más permisos de residencia otorgó en 2019

El Consell duplicará la atención directa a los inmigrantes de la Comunitat.

Agencia EFE

España fue el tercer Estado miembro de la Unión Europea (UE) que más permisos de residencia otorgó en 2019 a ciudadanos nacidos fuera del territorio comunitario, en su mayoría por motivos familiares y a ciudadanos marroquíes, en un año en el que los Veintisiete concedieron alrededor de 3 millones de regularizaciones, según la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

En total, España otorgó unos 320.000 nuevos permisos de residencia, lo que supone un 11 % de los concedidos a ciudadanos de fuera de la UE, solo por detrás de Polonia (724.000, o el 25 %) y Alemania (460.000, o el 16 %), y seguida por Francia (285.000 o el 10 %), Italia (176.000, lo que equivale al 6 %) y la República Checa (117.000, el 4 %).

Esta cifra creció en la UE un 6 % respecto a 2018, en línea con la tendencia al alza registrada desde el año 2013, según publicó este viernes Eurostat, que vincula este crecimiento de peticiones relacionadas con razones laborales.

PRINCIPALMENTE MOTIVOS LABORALES

En esta línea, según explicó Eurostat, los motivos relacionados con el empleo supusieron el 41 % del total de los permisos de 2019; seguidos de los motivos familiares, que sumaron el 27 %; o los educativos, que suponen el 14 % del total.

Otras razones, entre las que se incluyen la protección internacional, se corresponden con el 18 % del total de los permisos emitidos a lo largo del año pasado.

En términos comparativos, respecto a la población de cada Estado miembro, la tasa más alta de permisos expedidos se registró en Malta, con 42 por cada 1000 habitantes, por delante de Chipre (con 26), Polonia (con 19), Eslovenia (que suma 15) y Luxemburgo (donde asciende a 14).

En este caso, la media de la UE se sitúa en 7 por cada 1000 habitantes.

UCRANIANOS, MARROQUÍES E INDIOS, 35 % DEL TOTAL

Los ucranianos fueron los ciudadanos de fuera de la UE que más permisos de residencia recibieron el año pasado, con un total de 757.000, y casi cuatro de cada cinco de estas regularizaciones fueron realizadas desde Polonia.

A los ucranianos le siguieron ciudadanos de Marruecos, a quienes se les concedió un total de 133.000 permisos, y de los cuales el 47 % se expidieron en España; y los de procedencia india, a quienes se les otorgó alrededor de 131.000 permisos, de los cuales el 19 % se tramitaron desde Alemania.

Los ciudadanos de estos tres países representaron el 35 % del total de las regularizaciones emitidas el año pasado, principalmente por razones de empleo, razón por la cual se emitió el 87 % de los permisos a ciudadanos de origen ucraniano y el 58 % de los bielorrusos.

En el caso de los marroquíes, la familia fue la razón predominante (59 %) para los permisos otorgados, mientras que la educación fue el primer motivo para los ciudadanos de origen chino (40 %) y estadounidense (37 %).

Finalmente, la condición de refugiado y la protección subsidiaria fueron las razones predominantes para el 65 % de los permisos otorgados a ciudadanos de origen sirio.

Estos últimos fueron emitidos principalmente por Alemania, que tramitó 90.000 por estatuto de refugiado y 43.000 por razones humanitarias.