Lunes, 16 de septiembre de 2019

El Congreso marcará la semana próxima la agenda de septiembre

La presidenta del Congreso Meritxell Batet.- EFE/Ballesteros
La presidenta del Congreso Meritxell Batet.- EFE/Ballesteros
El Congreso de los Diputados comenzará a llenar la agenda de septiembre a partir de las reuniones de la Mesa y de la Junta de Portavoces previstas para el miércoles que viene.

Fuentes parlamentarias han informado que ese día tendrán lugar, primero, la reunión de la Mesa, y acto seguido, la de la Junta de Portavoces, que es el órgano encargado de fijar los órdenes del día de los plenos que puedan convocarse.

Una de las tareas que tendrá que acometer será fijar el día del pleno para la comparecencia del presidente en funciones, Pedro Sánchez, sobre los acuerdos logrados en las dos últimas cumbres europeas, celebradas entre junio y julio pasados.

Fue uno de los compromisos que avanzó el grupo socialista durante la sesión de la Diputación Permanente del martes, y contestó así a la propuesta del PP para que Sánchez acudiera urgentemente al pleno y explicara dichos pactos institucionales y el contenido de ambas cumbres. La petición del grupo popular no salió adelante por no contar con el apoyo de la mayoría.

No hay fecha aún para que el líder del PSOE protagonice este pleno, pero las fuentes consultadas prácticamente descartan que sea la semana que viene, ya que las sesiones plenarias deben anunciarse con un mínimo de 48 horas de antelación desde la aprobación de la Junta y el visto bueno de la Mesa. Éste es por el momento el único pleno que se prevé celebrar.

Están por fijarse en la agenda todavía las comparecencias de algunos ministros en funciones ante las comisiones correspondientes. 

La del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, sobre las huelgas en aeropuertos y en determinados servicios de Renfe, o la de la titular de Sanidad, María Luis Carcedo, acerca de la crisis alimentaria provocada por casos de listeriosis son las que se dan por seguras durante la semana que viene, pero siguen sin marcarse en el calendario.

Con todo, la agenda de septiembre, mes en el que se reanudará la actividad parlamentaria, está condicionada por las negociaciones que comience Sánchez con los representantes de los grupos parlamentarios la semana que viene.

Aunque no es candidato por encargo del rey, el líder del PSOE, ganador de las elecciones, hará un último intento para recabar los apoyos parlamentarios que le permitan salir investido presidente.

El 23 de septiembre acaba el plazo de dos meses que establece la Constitución para que haya una nueva investidura tras no cuajar la del primer intento. 

En el Senado también habrá reuniones de la Mesa y de la Junta de Portavoces, en concreto el martes próximo, por lo que septiembre, en la Cámara Alta, tendrá actividad parlamentaria al menos mientras se vaya definiendo la viabilidad de una nueva investidura.