jueves, 26 de noviembre de 2020

Sudáfrica quitará las prohibiciones a la entrada de viajeros internacionales

Foto EFE/EPA/YESHIEL PANCHIA
Foto EFE/EPA/YESHIEL PANCHIA

Agencia EFE

Sudáfrica levantará las restricciones a la entrada de viajeros internacionales en un intento de revitalizar de cara a la temporada alta del verano austral el turismo, que actualmente no permitía desde países de "riesgo" como la mayor parte de las naciones europeas.

"Estamos también abriendo el viaje internacional para todos los países, sujeto a los protocolos sanitarios necesarios y a la presentación de un certificado negativo (de test PCR) de COVID-19", anunció el presidente del país, Cyril Ramaphosa, en un mensaje a la nación.

"Esperamos que estas medidas ayuden enormemente a los negocios de los sectores del turismo y la hostelería", agregó el jefe de Estado sudafricano en su discurso a última hora del miércoles.

Por el momento, no se conocen más detalles sobre cuándo entrarán en vigor estas medidas.

Desde la apertura de fronteras el pasado 1 de octubre, Sudáfrica permitía la entrada por motivos de negocios desde cualquier lugar del mundo, pero el turismo quedaba prohibido con una lista de países considerados de "riesgo", que actualmente incluía naciones como España, Francia, Estados Unidos, Brasil o Argentina.

Con el levantamiento de las restricciones, el Gobierno busca salvar la temporada alta turística, que en Sudáfrica coincide con la Navidad y el verano austral, y dar un paso más en la revitalización de su maltrecha economía -la más desarrollada de África- pese a la amenaza creciente de una segunda ola.

El presidente también aprovechó su discurso para anunciar que el país declarará cinco días de luto nacional (del 25 al 29 de noviembre) por las víctimas de la COVID-19.

Según la actualización diaria de las cifras de la pandemia publicada anoche, Sudáfrica sobrepasó el umbral de los 20.000 muertos.

En concreto, el país austral ha registrado 742.394 casos, entre los cuales 20.011 resultaron en fallecimiento y 686.458 son ya pacientes dados de alta.

Con esos números se mantiene como el país de África más afectado por la pandemia, pese a que los contagios se mantienen contenidos desde agosto.

Sudáfrica, de hecho, llegó a estar entre las cinco naciones del mundo más golpeadas por el coronavirus.

"Podemos evitar una segunda ola si cada uno hace su parte, si recordamos que tenemos que mantenernos a nosotros mismos y a los demás a salvo", pidió Ramaphosa en su discurso, dedicado en buena parte a alertar sobre los riesgos que acechan a Sudáfrica.

En especial, el presidente advirtió sobre la región del Cabo Oriental (sureste), donde en las últimas dos semanas la cifra de casos ha crecido un 145 % respecto a los 14 días anteriores.