viernes, 30 de julio de 2021

La situación de la aceituna española se cuela en un debate con el secretario de Estados Unidos

Sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia).
Sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia).

Agencia EFE

La situación de la aceituna de mesa española se coló, a través de dos eurodiputados españoles, en un debate en la comisión de Agricultura de la Eurocámara, en el que participó de forma virtual el secretario de Agricultura de Estados Unidos (EE.UU.), Tom Vilsack.

Los eurodiputados Clara Aguilera (PSOE) y Juan Ignacio Zoido (PP) pidieron a Vilsack durante el debate que plantee la necesidad de poner fin al problema que afronta la aceituna negra de España debido a los aranceles impuestos por EE.UU. en 2018.

Washington impuso esos aranceles, del 35 % sobre el valor de las entradas de aceituna negra española-, tras acusar a la industria española de llevar a cabo prácticas de 'dumping', o venta a pérdida, y de recibir subvenciones ilegales para favorecer su competitividad.

"Ha sido muy bien recibida la eliminación de 5 años (de los aranceles a los productos europeos por las disputas sobre Boeing y Airbus) pero queda un litigio pendiente: los aranceles a la aceituna de mesa española", dijo Clara Aguilera.

"Hable con el departamento de Comercio para poner fin urgentemente a estos aranceles, que están aún pendientes", indicó por su parte, Zoido.

El domingo entró en vigor el acuerdo entre la Unión Europea (UE) y EE.UU. para prorrogar por cinco años la suspensión de aranceles después de que el pasado 15 de junio, la UE y EE.UU. pusieran fin a la disputa comercial entre la estadounidense Boeing y la europea Airbus.

La disputa comercial afectó a 113 categorías de productos españoles de alimentación y bebidas, que están entre los 20 productos más vendidos a dicho mercado, de acuerdo a los datos de la plataforma de sectores afectados por los aranceles.

La situación de la aceituna de mesa española se encuentra sin embargo todavía sin resolver, al tratarse de otro litigio.

Durante el debate con los eurodiputados, donde todos saludaron el acercamiento con la Administración estadounidense, Vilsack hizo hincapié en que tanto Estados Unidos como la UE están "comprometidos en el mismo objetivo: un sistema de producción sostenible y más resiliente", pero subrayó que hay diferencias en la manera en que cada uno plantea conseguirlo.

El problema, añadió el secretario de Agricultura estadounidense, "es que esta diferencia de enfoque supone que a veces no podemos entrar" en los mercados europeos y por eso, añadió, Estados Unidos tiene ese "déficit tan importante" con la UE en ese ámbito.

"Si queremos unas relaciones estrechas, hay que abordar este déficit", señaló Vilsack.