sábado, 20 de abril de 2024

Sánchez de viaje en Oriente Próximo tras comprometerse a reconocer el Estado palestino

El Presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, emprende su segunda visita a Oriente Próximo desde el inicio del conflicto en la Franja de Gaza. Esta vez, su recorrido incluye paradas en Jordania, Arabia Saudí y Qatar, tres naciones cruciales para España en su búsqueda por avanzar en el reconocimiento del Estado palestino y en la convocatoria de una conferencia de paz que aborde la raíz del problema.

Sánchez regresa a la región tras la reciente declaración del Consejo de Seguridad de la ONU en favor de un alto el fuego en Gaza, un punto de inflexión que el Gobierno español espera aprovechar para impulsar avances inmediatos y comenzar a considerar el periodo posterior al conflicto.

En este contexto, España, junto con Irlanda, Eslovenia y Malta, se prepara para reconocer oficialmente al Estado palestino en un futuro cercano, a la espera de definir el momento más propicio para que este gesto sirva como catalizador para otros progresos. Además, el Gobierno español busca abordar con los países árabes el tema del reconocimiento de Israel, una cuestión pendiente, especialmente en el caso de Arabia Saudí.

Además del reconocimiento, España aboga por una Autoridad Palestina fortalecida, capaz de ejercer el control en un futuro Estado palestino, considerando que Hamás no puede formar parte de la solución. También se plantea la convocatoria de una conferencia de paz que cuenta con el respaldo de cerca de 90 países, aunque aún no se ha determinado ni la fecha ni el lugar de celebración.

Durante su paso por Jordania, Sánchez mostrará su respaldo público a la labor de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA), visitando el campo de Jabal el Husein acompañado de la subdirectora de la organización, Natalie Boucly. España ha aumentado su ayuda a la UNRWA, a pesar de las acusaciones contra algunos de sus trabajadores, reconociendo así su labor en toda la región.

En Arabia Saudí, la agenda se centrará en Yeda, con reuniones con el rey Abdalá y el príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán. El Gobierno español considera relevante la visita durante el mes sagrado del Ramadán, lo que refleja el respeto y la sensibilidad hacia las tradiciones locales. En Qatar, se prevén encuentros con altos funcionarios para fortalecer las relaciones bilaterales, incluida la firma de acuerdos que impulsen la colaboración en diversas áreas.

Además de los aspectos diplomáticos, Sánchez se reunirá con figuras destacadas en campos como la política, la economía, la cultura, el deporte y la ciencia en ambos países. También se abordarán temas económicos, destacando el interés de las empresas españolas en la región, aunque se deja claro que la inversión de la empresa saudí STC en Telefónica no es una prioridad en esta visita.

El Gobierno español mantiene una postura clara en relación con Telefónica, respaldando la entrada de la STC a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Sin embargo, el tema se abordará si surge durante las conversaciones, mientras se espera la autorización correspondiente por parte de las autoridades saudíes. La transparencia será clave en este proceso, con el anuncio oportuno de cualquier desarrollo significativo en el Consejo de Ministros.