viernes, 30 de julio de 2021

¿Sabías que hay más gallegos en la selección de Suiza que en la de España?

 Ricardo Rodríguez y Loris Benito, futbolistas suizos de origen gallego. // Elaboración propia/EFE
Ricardo Rodríguez y Loris Benito, futbolistas suizos de origen gallego. // Elaboración propia/EFE

La ausencia de Iago Aspas en la Eurocopa dejó a la selección española huérfana de futbolistas gallegos. Partiendo de esa base, resulta complicado que Galicia tuviese algún tipo de representación en el torneo. Complicado, pero no imposible... Sin ir más lejos, Suiza, el combinado al que se enfrenta España el viernes por un puesto en semifinales, tiene más gallegos en sus filas que la convocatoria de Luis Enrique. Y no solo uno, sino dos. Curioso cuanto menos... O no tanto, porque la explicación es sencilla: a la comunidad autónoma y al país centroeuropeo les une un vínculo especial que se remonta a los años de la inmigración.

Se trata de Ricardo Rodríguez y Loris Benito. No hace falta hilar muy finos para percatarse de que son dos apellidos poco suizos y mucho gallegos, como diría un ilustre. El caso de Rodríguez es más conocido. El lateral izquierdo del Torino, uno de los futbolistas más peso dentro de su selección, nació en Zúrich, pero tiene ascendencia gallega y chilena. Su padre es de Crecente, un pueblo en la provincia de Pontevedra. De hecho, no es la primera vez que Ricardo, quien llegó a sonar muy fuerte varios veranos para el Real Madrid, pasa alguna temporada en verano en Galicia en la casa familiar. Cuando eso ocurre, por motivos familiares, casi siempre se deja caer por Vigo. Además, su progenitor, José Manuel Rodríguez, es un aficionado más del Celta, una pasión que, confiesa, transmitió a su hijo Ricardo.

El perfil de Loris Benito es muy similar al de su compañero. Este suizo, militante del Girondins de la primera división francesa, nació en la ciudad de Aarau. Sin embargo, es hijo de un asturiano y de una gallega de Pastoriza, en Arteixo (A Coruña). "Me considero un poco del Dépor. Un día ojalá pueda ver algún partido en Riazor, o jugar ahí, contra ellos o con ellos, nunca se sabe", pronunció en una ocasión, aunque ahora ese deseo está un poco más lejos por la situación deportivista. Hasta que cumplió los 15 años, viajaba con bastante frecuencia a casa de sus abuelos y visitaba la Torre de Hércules y Fisterra. Incluso llegó a afirmar lo siguiente: "Pastoriza es donde me siento más a gusto".