lunes, 04 de julio de 2022

El racismo y la identidad, las inquietudes de escritores marroquíes de España

***CORRIGE PIE DE FOTO*** RABAT (MARRUECOS), 06/06/2022.- De izquierda a derecha: El presidente del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero (CCME), Driss El Yazami; los escritores Said el Kadadoui y Laila Karrouch; y la hispanista Rajae El Khamsi, durante el coloquio "Novedades de la literatura marroquí de la inmigración" organizado por el Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero (CCME) en el Instituto Cervantes de Rabat con motivo del Salón Internacional del Libro de la capital marroquí. EFE/Jalal Morchidi
***CORRIGE PIE DE FOTO*** RABAT (MARRUECOS), 06/06/2022.- De izquierda a derecha: El presidente del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero (CCME), Driss El Yazami; los escritores Said el Kadadoui y Laila Karrouch; y la hispanista Rajae El Khamsi, durante el coloquio "Novedades de la literatura marroquí de la inmigración" organizado por el Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero (CCME) en el Instituto Cervantes de Rabat con motivo del Salón Internacional del Libro de la capital marroquí. EFE/Jalal Morchidi

Agencia EFE

La imagen del moro en España, el racismo y la identidad son algunas de las inquietudes que expresa en sus obras la nueva generación de escritores españoles de origen marroquí, que se niegan a ser etiquetados como hijos de emigrantes.

Laila Karrouch, Said el Kadaoui, Youssef el Maimouni y Nadia Hafid, todos afincados en Cataluña, son estas nuevas voces de la literatura de la inmigración marroquí en España, que abordan nuevas realidades y los conflictos identitarios con los que conviven los desterrados marroquíes en la sociedad española, representados en su ficción.

Su infancia como hijos de la inmigración, con el reto de ser vistos siempre bajo el prisma del foráneo y la obligación de responder a la pregunta constante de "¿de dónde eres?", marcaron a estos escritores, tal y como expresaron los cuatro en un coloquio organizado este lunes por el Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero (CCME) en el Instituto Cervantes de Rabat, dentro del Salón del Libro de la capital marroquí.

Casi todos emigraron a España de pequeños y en las obras de esta nueva generación de escritores son omnipresentes temáticas sobre la mirada del otro, el racismo, la relación con el padre y la madre, y la integración, sin dejar de lado el vínculo con el país de origen.

"La literatura marroquí de inmigración se remonta a más de setenta años", subrayó Driss Yazami, presidente del CCME, en su intervención en el acto, y recordó y los marroquíes emigrantes escriben "en todos los idiomas del mundo" y tienen libertad para elegir su identidad: "Cada uno puede definirse como quiera".

Definir su identidad es, a ojos de los escritores participantes, una cuestión compleja y una pregunta a la que se enfrenta de forma continua la diáspora marroquí en un intento de "ponerle una etiqueta al otro".

"La identidad es un camino que se hace al andar. La patria es tu cuerpo. Se acabó la metáfora de las raíces", afirmó tajante el escritor y psicólogo catalán de origen bereber Said El Kadaoui, un tema que ha abordado en su ensayo "Una reflexió sobre la identitat" (2020) y sus novelas "NO" (2016) y "Límites y Fronteras" (2008).

El peso de la percepción del otro a un hijo de emigrante lo lleva la escritora española Nadia Hafid, autora de la novela gráfica "El buen padre" (2020), una obra que trata la relación con el padre. "Tenía ese peso en mí y me condicionaba, en la mirada de cómo me veían los demás, y eso lo vas arrastrando".

Por su parte, Laila Karrouch incidió en ese "peso" de la mirada, la integración y la identidad. "Cuando eres un emigrante, o te haces fuerte y sacas tus agallas, o te vuelves loco. Llevo cuarenta años buscando la identidad y no hay una definición clara. He optado por ser feliz y vivir para mi", sentenció la escritora catalana, ganadora del premio Columna Jove por su novela autobiográfica "De Nador á Vic" (2004).

Su primera novela, relató, le abrió las puertas para otras como su última obra "Que Al-lá em perdoni", que relata la difícil historia de amor entre una mujer musulmana y un ateo. La literatura para Karrouch fue como "una terapia": "Eres mora, ¿y qué? Eres marroquí, ¿y qué? Eres mujer, ¿y qué?. He recuperado mi autoestima", apuntó.

Por su parte, el escritor Youssef El Maimouni insistió en la diversidad en la sociedad española, una cuestión que reivindica en sus escritos. "Las sociedades no son monolíticas. Si vas a cualquier lugar en España vas a ver que hay una diversidad. Esto va evolucionando", indicó el escritor catalán, que llamó a corregir la imagen que se tiene del emigrante marroquí en España.

Maimouni publicó en 2021 su novela "Cuando los montes caminen", sobre un joven que se alista en las tropas moras del ejército de Franco durante la Guerra Civil española. Trata, indicó, las "identidades líquidas y la interculturalidad", y que forma parte de una trilogía que aborda los conflictos sociales y sicológicos de la emigración marroquí en España.

El coloquio organizado por el CCME está enmarcado en el programa de las setenta actividades programadas por esta institución marroquí en el Salón Internacional de la Edición y el Libro (SIEL) que se organiza esta semana en Rabat, tanto en el recinto de la feria como en los diferentes centros culturales extranjeros en la capital marroquí.