Sábado, 14 de diciembre de 2019

COLAPSO EN EL CONSULADO

Una pareja de españoles en el Reino Unido denuncia que el consulado ha tardado 15 semanas en registrar a su bebé

En la imagen el Consulado de España en Londres
En la imagen el Consulado de España en Londres
Una pareja de granadinos afincados en la localidad de Exeter (Reino Unido) ha denunciado problemas para poder obtener el pasaporte para su hija, nacida el 26 de mayo, que les permita viajar a España. Los padres aseguran haber iniciado las gestiones en la primera semana de junio ante el Consulado de España en Londres.

Así consta en un un correo electrónico en el que el Consulado les responde el 10 de junio que "debido al alto volumen de trabajo", las inscripciones de nacimiento tienen una demora "de alrededor de 15 semanas" y hasta no "completar" dicho trámite, no es posible cursar el pasaporte.

Frente a ello, y como refleja el intercambio de correos electrónicos entre la pareja y el Consulado, ellos se interesaban por "alguna fórmula por agilizar los trámites" dados sus planes de viajar en agosto a España y la obligación de la madre viajar a Bélgica por motivos laborales.

Merced a sus gestiones ante el Consulado, éste informaba a la pareja de que, además, el pasaporte de la recién nacida sólo podía ser "solicitado en persona", para lo que deberían "acudir padre, madre y bebé" a Londres.

PERDER "200 LIBRAS Y UN DÍA DE TRABAJO"

Las ciudades de Exeter y Londres están separadas por una distancia de unos 250 kilómetros y, según expone la madre, tal extremo implicaba un viaje de al menos "tres horas, cerca de 200 libras (algo más de 220 euros) en billetes de tren y la pérdida de un día de trabajo" para el padre de la bebé.

En otro correo electrónico, el Consulado Español en Londres responde a una consulta de la pareja aclarando que "desafortunadamente", una vez en la sede consular de Londres tampoco tendrían la posibilidad de contar con el pasaporte en la propia visita para la solicitud del mismo, pues el documento depende de su envío "por valija" desde Madrid, lo que implica un periodo medio de espera de "tres semanas" hasta contar con el documento en cuestión.

Ya el 12 junio, la pareja obtenía una cita en el Consulado para el 9 de agosto como primera fecha "disponible" por la institución y accesible conforme a las obligaciones laborales, cursando la familia la visita al Consulado Español en Londres en tal fecha para el trámite de solicitud de expedición del pasaporte.

El 23 de agosto el Consulado se puso en contacto de nuevo con ellos para transmitirles que "no es posible garantizar el día que llegaban los pasaportes".

"LOCURA BUROCRÁTICA"

En este intercambio de correos, que refleja que las consultas se prolongan al menos hasta el pasado 30 de agosto, la pareja llega a advertir al Consulado de la "locura burocrática" afrontada para conseguir el pasaporte de su hija.

Más allá de que el trámite sea "enrevesadísimo", en el Consulado "no atienden el teléfono, la comunicación se circunscribe al correo electrónico con los inconvenientes derivados de tal extremo, y la obligatoriedad de acudir hasta la sede de la institución para solicitar y recoger el documento dificulta" aún más las gestiones.