lunes, 27 de septiembre de 2021

Olga Castro: “Echo de menos la gente y la vida social porque en Suiza es todo más privado"

Olga Castro Seijo Suiza
Olga Castro Seijo

¿Lleva mucho tiempo en Suiza? 

Resido en Ginebra desde hace 35 años, me marché cuando tenía 20.

¿Por qué eligió  ese país?

Tenía allí un primo con el que me fui a pasar unas vacaciones de uno o dos meses y finalmente me quedé, sobre todo, por las oportunidades de trabajo que había y porque me encontré como en Galicia. Siempre he vivido en una casa a ocho kilómetros del centro de Ginebra y todo el paisaje es verde. Además, allí el invierno es más seco y se soporta mejor.

Fui a pasar dos meses de vacaciones a Suiza y finalmente me quedé

¿A qué  se dedicó  hasta empezar en el aeropuerto?

Empecé cuidando niños y acabé los estudios de Ciencias Económicas; después estuve en una empresa que trabajaba para un banco suizo y fui gobernanta durante ocho años. Durante un tiempo, estuve en el sector inmobiliario y así hasta que empecé a trabajar en la pista del aeropuerto de Ginebra, hace 26 años. Después fui ascendiendo hasta mi puesto actual como jefa del servicio de transporte.

¿Qué es lo que más extraña de su tierra?

Echo de menos a la gente, mi familia y amigos, aquí hay más vida social. En Suiza es todo más privado y añoro esa relación, aunque en Suiza también tengo muchas amistades porque he viajado mucho; tengo relación con compañeros de trabajo y del sector inmobiliario y también conozco a mucha gente de mi etapa en política.

En Ourense, hay ahora más actividades y mucho turismo

¿Qué cargo político ha tenido?

He sido concejal del pueblo en el que vivo. Aquí es costumbre realizar un viaje al acabar el mandato y el equipo eligió Galicia. Los llevé a Vigo, Santiago, al Castro de San Cibrao de Las, a la bodega Viña Costeira, y quedaron asombrados de los orígenes celtas, con las casas de piedra, con el pulpo, con el vino…

¿Ha cambiado Ourense desde que se marchó?

Hay más actividad. Estas vacaciones he tenido la sorpresa de ver el rallye desde mi casa. Hay vida, mucho turismo y muchas familias preguntando en los pueblos porque quieren vivir en el rural.

Hay familias preguntando en los pueblos porque quieren vivir en el rural