lunes, 17 de mayo de 2021

Buenos Aires: Misa en memoria de Don Ambrosio Romero Diez, presidente del Centro Riojano

Buenos Aires Iglesia web
Buenos Aires Iglesia web

Misa en memoria de Don Ambrosio Romero Diez

Fue oficiada por el Padre Walter Marchetti en la parroquia a la que concurren los riojanos en Buenos Aires.

El 7 de abril, las autoridades del Centro Riojano Español enviaron un comunicado agradeciendo "todos los mensajes recibidos que nos reconfortan el alma y la de los familiares" e invitando a una misa en memoria de Ambrosio Romero Diez.

El sábado 10 al mediodía, nos reunimos en la parroquia porteña, donde el Padre Walter Marchetti, celebró la misa para honrar la memoria del presidente recientemente fallecido. Acompañaron a la familia, autoridades, socios y amigos del centro, y autoridades de asociaciones españolas. Sin duda, hubieron querido ser muchos más - aunque el número, con total cuidado del protocolo, fue significativo -, pero las restricciones que nos impone la pandemia no lo permitieron. Por eso, se brindaron enlaces para poder seguir la ceremonia sin exponer la salud.

Transcribimos a continuación las palabras del párroco:

"En 1797, Antonio González Varela – el 'Miserere'– y su esposa donan una manzana para levantar un convento, hospicio, un lugar de paso de los franciscanos. El Virrey Olaguer y Feliu recibe la donación en nombre del Rey y convoca a unos españoles de la provincia de La Rioja en España; vienen, arman una capilla y traen esta imagen de Nuestra Señora de Valvanera.

La región de Valvanera en España se escribe las dos veces con v corta.

Tiene toda una tradición del siglo VIII de un pecador que se convierte, por eso Nuestra Señora de Valvanera es refugio de los pecadores. Desde más o menos 1806, en esta esquina, siempre hubo una capilla dedicada a N S de V, que es la Patrona de La Rioja.

Yo no sé cuándo se gesta el Centro Riojano acá en Buenos Aires; supongo que hace muchos años, pero evidentemente los riojanos que venían de España con sus familias - estamos hablando de las grandes inmigraciones españolas, a principios del siglo XX - cuando encuentran a N S de V, se relacionan naturalmente porque es la Patrona de La Rioja. De hecho, el Centro Riojano Español de Buenos Aires celebra la fiesta de la Virgen de Valvanera y su fiesta del Apostol San Mateo, a fines de septiembre.

Participan de la misa, vienen con los trajes típicos, hacen una ofrenda, Tiene que ver con la historia y la renovación del templo. La pequeña imagen que está abajo es una réplica que traen de España cuando se hizo la ultima gran reforma, restauración del templo. Hacia el año 2000, vino el Presidente de la región de España, trajo esa imagen junto con los aportes que se hicieron para la restauración. Siempre hubo una colaboracion entre los riojanos, el Centro Riojano y la parroquia de Balvanera, por sus raíces. Indudablemente ha sido a traves de los tiempos y con todos los sacerdotes que pasaron.

Iglesia Centro Riojano

Por eso esta Eucaristía la quería presidir Monseñor Ares, pero no pudo y manda sus saludos también acompañando al Centro Riojano; esta parroquia se sintió muy acompañada por el centro en estos últimos años.

El fallecimiento del Presidente del Centro Riojano también es un dolor para la parroquia. Acompañamos al centro en este día, acompañamos a la familia en este dia, a la esposa, los hijos, la nieta y recordamos un poco la vida de Ambrosio. Con ochenta y dos años cumplidos, un riojano que vino en la adolescencia y formó una familia. Tiene que ver con ese temple de los españoles, de los inmigrantes del siglo pasado - yo soy hijo de inmigrantes; mi papá era italiano -; vinieron con gran entusiasmo, con gran esfuerzo, lucharon, trabajaron, formaron una familia... emprendedores, trabajadores. Y en este caso concreto, creo que el Centro Riojano le debe mucho porque fue el que hizo la última reforma edilicia, llevó adelante la trasformación del Centro Riojano.

El centro siempre estuvo cerca y acompañar a la familia en este día, también es acompañar en el dolor, estar juntos; la parroquia les expresa su profundo pésame. Pedimos tambien por todos los difuntos del Centro Riojano y por los riojanos que pasaron por la parroquia, por el centro, colaboraron, trabajaron, se esforzaron, construyeron.

Es un buen momento; uno tiene que hacer historia, recordar a tantos hombres y mujeres que - algunos públicamente, otros en forma mas oculta - trabajaron y ayudaron a nuestra Patria. Los tenemos presentes y
rezamos por ellos".

Confortados por la celebración, por las palabras del sacerdote, y por habernos visto de lejos despues de más de un año, nos retiramos con la certeza de que tan importante obra - la de Ambrosio y de todos los que, como él, aman sus raíces y la tierra que los recibió - da valiosos frutos.