martes, 26 de enero de 2021

ESPAÑOLES EN ITALIA:

"Este año no volvemos a casa por Navidad"

Foto EFE/EPA/MOURAD BALTI TOUATI/Archivo
Foto EFE/EPA/MOURAD BALTI TOUATI/Archivo

Valme Pardo y Paula Bernabéu - Agencia EFE

El debate lleva abierto meses en sus casas. A todos los riesgos del viaje se suman sus costes entre pruebas y billetes de avión y, a la vuelta, la imposición de una cuarentena. Los españoles en Italia han tomado una decisión: "Este año no volvemos a casa por Navidad"

No sólo deben asumir las medidas restrictivas del Gobierno de Giuseppe Conte, que lucha contra un virus que "se deja doblegar pero no derrotar", sino que también siguen atentos a las decisiones en su país natal, que afectan a sus familias.

Para regresar es obligatorio llevar una PCR hecha 72 horas antes del vuelo, además de hacer cuarentena al volver a Italia, donde hay toque de queda a las 22.00 horas y restricciones de movilidad y de reunión, sin olvidar el miedo a contagiar a sus allegados. Por eso, muchos pasarán las Navidades a 2.000 kilómetros de casa por primera vez.

PRIMERA NAVIDAD FUERA DE CASA

"¿Con qué criterio elijo si voy el 24 a casa de un hermano y el 25 a otro? Si tengo diez hermanos y tengo que elegir: imposible", lamenta Cuca, que tras 24 años viviendo en Roma siempre había reservado la Navidad para reunirse con toda la familia.

"Va a ser muy triste porque ni siquiera puedo ver a las amigas españolas que viven aquí y que se han tenido que quedar", cuenta. En Italia, durante Navidad, sólo podrán se podrán acoger a dos invitados por casa.

También para traer a sus hijas, que estudian en España, ha tenido que hacer malabares. "Hemos adelantado el vuelo porque llegaban el 23", día a partir del cual en Italia se debe hacer una cuarentena de 14 días si se viaja desde el extranjero.

Para Gema y Adrián, una pareja de valencianos en Italia por trabajo, "se hace imposible" volver a casa debido a la cuarentena obligatoria impuesta por el Gobierno italiano para los que viajen en estas fechas.

"Es el primer año que no vamos a pasar las fiestas en familia", comentan, "pero al menos nos tenemos el uno al otro y vamos a poder pasarlas juntos".

"Este año me toca ser la madre a mí", explica, por su parte, Carmen acompañada por sus hijos ante la cámara. "He tenido que aprender a cocinar un pavo, tenemos embutidos españoles...".

Para ella, que estaba acostumbrada a "las cenas maravillosas" de su suegra, la cena de Nochebuena de 2020 es un reto en el que unir las tradiciones españolas a las italianas.

UNA NAVIDAD A TRAVÉS DE LA PANTALLA

La voz de Désirée se entrecorta cuando dice que este año no volverá a casa en Navidad por primera vez en toda su vida, después de diez años viviendo en Roma.

"No he procesado aún que no voy a volver y ayer, empujando el carrito por el pasillo del supermercado, me vine abajo, porque me di cuenta de que de verdad me quedo aquí", dice esta joven de Cartagena.

"Espero estar tomando la decisión correcta y estar protegiendo a mi familia y al mundo", asegura, antes de añadir que "serán unas Navidades diferentes a través de la pantalla" e insistir en que hay que intentar normalizarlo al máximo posible: "las uvas las tomaré el 31 y los Reyes Magos vendrán el 5".

Pese a que su situación es tal vez la más complicada, Lydia, una estudiante de Historia del Arte de Erasmus en la capital, no ha perdido la calma desde que el 16 de diciembre dio su segundo positivo en apenas tres meses.

Le espera una Navidad en Roma guardando su segunda cuarentena puesto que en octubre ya pasó el virus y cree que su cuerpo aún no lo ha negativizado, según explica a Efe por teléfono.

Aunque al principio vivió la situación como un "chasco", ella misma se ha sorprendido por haberlo asimilado tan rápidamente.

Al final de las conversaciones con Efe, muchos de estos españoles aprovechan para mandar mensajes de ánimo a quienes están en su situación. Sin buscarlo, se han convertido en una comunidad de desconocidos a los que, para bien o para mal, la Ciudad Eterna les ha unido en sus Navidades más extrañas.