martes, 13 de abril de 2021

España y Venezuela tratan de acortar distancias tras meses de desencuentros

AME5964. SAN JOSÉ (COSTA RICA), 27/03/2021.- La secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe de España, Cristina Gallach, habla durante una entrevista concedida a Efe hoy en San José (Costa Rica). Costa Rica y España preparan para este año, en el marco del bicentenario de la independencia de Centroamérica, visitas recíprocas a nivel presidencial con el fin de afianzar los lazos históricos entre ambas naciones. EFE/Jeffrey Arguedas
La secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe de España, Cristina Gallach. EFE/Jeffrey Arguedas

Agencia EFE

España y Venezuela reforzaron este lunes su relación, tras varios meses de desencuentros, con una reunión entre la secretaria española de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe, Cristina Gallach, y el ministro venezolano de Exteriores, Jorge Arreaza, en Caracas.

Arreaza expresó a Gallach la voluntad de su país de "mantener relaciones constructivas y respetuosas" con el Gobierno de España, si bien la reunión se celebró a puerta cerrada y no hubo declaraciones posteriores.

"El canciller Arreaza sostuvo un cordial encuentro con la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, Iberoamérica y para el Caribe del Reino de España, Cristina Gallach", informó el ministerio de Exteriores venezolano en Twitter.

RELACIONES "CONSTRUCTIVAS"

En otro mensaje publicado en esa misma red social, la Cancillería explicó que "Venezuela reiteró la voluntad de mantener relaciones constructivas y respetuosas con España", aunque tampoco facilitó más detalles del encuentro.

Gallach llegó a Venezuela la tarde del domingo y fue recibida por el viceministro de Exteriores para Europa, Yvan Gil, anunció entonces la Cancillería.

Como parte de su agenda, se espera que la secretaria española de Estado mantenga numerosos contactos con representantes del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, de la oposición, de la sociedad civil, academia, empresas y ONG, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de España en un comunicado difundido el domingo.

Entre otros temas, intentará conocer la respuesta humanitaria que ha dado el Gobierno venezolano a la pandemia de la covid-19 y también apoyar el diálogo nacional para la búsqueda de una solución política a la crisis de Venezuela.

El proceso de diálogo que se desarrolla actualmente en Venezuela, después de varios intentos fallidos en los últimos años, está dirigido por el presidente del Parlamento, Jorge Rodríguez, quien, por instrucciones de Maduro, se ha reunido desde el pasado enero con diversos sectores, con los que trata de acercar posturas por una salida a la crisis.

La secretaria de Estado española también tendrá ocasión de mantener reuniones para conocer de primera mano la situación de la amplia colonia española en Venezuela, donde residen más de 150.000 ciudadanos españoles, la mayoría de los cuales se fueron de su país durante la dictadura de Francisco Franco.

"TODA LA RELACIÓN" REVISADA

La visita de Gallach se produce un mes después de que el presidente Maduro afirmase que iba a poner bajo revisión "toda la relación" con España al considerar una "agresión" el viaje que hizo a Colombia entonces la ministra de Asuntos Exteriores española, Arancha González Laya.

La ministra española visitó la ciudad colombiana de Cúcuta, que alberga el principal paso fronterizo entre los dos países y a la que llegan muchos venezolanos que abandonan su país en busca de un futuro mejor.

En respuesta, el Gobierno español convocó al encargado de negocios de Venezuela en Madrid, Mauricio Rodríguez Gelfenstein, para trasladar la "decepción" de España por las declaraciones de Maduro criticando la visita de González Laya a Colombia.

También le transmitió la misma sensación por la expulsión de la delegada de la Unión Europea (UE) en Caracas, Isabel Brilhante Pedrosa, en respuesta a las sanciones adoptadas por el bloque comunitario contra 19 venezolanos.

La decisión de expulsar a la embajadora partió de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), un poder donde el chavismo controla el 92 % de los escaños, y en el que se sientan varios de los sancionados entonces por la UE.

La Cámara exhortó al Ejecutivo a expulsar a Brilhante Pedrosa en respuesta a las sanciones del bloque comunitario contra 19 venezolanos, entre los que figuran diputados y funcionarios del Estado.