domingo, 14 de abril de 2024

Encuentro de tradiciones en el Centro Andaluz de La Habana

En el local social de la emblemática calle Prado, en la capital de todos los cubanos sin excepción, la delegación andaluza afianzó el deseo de consagrar y revitalizar las relaciones culturales entre Andalucía y el Centro Andaluz de la Habana presidido por  Isidro Jiménez Martínez, junta directiva y veteranos asociados de esta asociación no gubernamental fusionaron con los miembros de esta delegación andaluza que viajó a La Habana expresamente para la ocasión.

La delegación estuvo encabezada por Antonio Pulido Gutiérrez, presidente de Fundación Cajasol, y Pedro García Jiménez, quien fuera primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba y actualmente director de la Asociación "Andalucía y Cuba: puente de cooperación para el desarrollo sostenible".

Es bueno señalar que el apoyo material e intelectual de esa comitiva creó las condiciones para celebrar las conversaciones entre el titular del CALH, Jiménez Martínez y Antonio Zurita Contreras, presidente de  la fundación CAJASOL. En esta ocasión se cumplía el 44 aniversario del  referéndum que tuvo lugar en 1980 para otorgar a la comunidad andaluza su plena autonomía.

Asistieron a este inolvidable encuentro el embajador español, Ángel Martín Peccis, quien en su alocución felicitó a todos por acometer la revitalización de su sede, luego de varios años en cierre total. Asistieron, además,  autoridades  cubanas, entre ellos,  Luis Carlos Góngora, director de Comercio Exterior, Inversión Extranjera, Colaboración Económica y Relaciones Internacionales del Gobierno Provincial de La Habana, y Perla Rosales Aguirreurreta, directora adjunta de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH).

Fue realizado un panel conjunto sobre las experiencias pasadas y posibilidades futuras de la cooperación entre Andalucía y Cuba, moderado por Zurita Contreras, con amplia experiencia en los temas de la Agenda 2030; ese panel contribuyó a ratificar la importancia de haberse acordado un convenio de colaboración entre el CALH y la Asociación antes mencionada, con sede en Córdoba. 

El programa de la jornada se dividió en tres partes, la segunda de las cuales fue el panel de expertos. La primera fue dedicada al baile flamenco como manifestación de la problemática intercultural cubana y andaluza, vista desde una perspectiva pedagógica. Asimismo, se aprovechó para demostrar el enorme potencial de convocatoria artística que tiene el Centro Andaluz de La Habana.

Se dieron a conocer los primeros resultados prácticos del proyecto intercultural que, con el título "Encuentro de tradiciones: Andalucía en Cuba” se implementa con la asesoría de Argel Calcines, director de la revista Opus Habana y profesor de la asignatura Interpretación del Patrimonio en el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana,  pertenecientes a la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

Esta asesoría académica tiene como antecedente el Primer Taller Internacional sobre Patrimonio Histórico-Documental de la Música en Iberoamérica que se celebró del 18 al 28 de abril de 2017 en dicho Colegio, adjunto a la Universidad de La Habana.

Convocado por el Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas, que dirige Miriam Escudero, ese evento tuvo entre sus invitados a Olaya Fontal, presidenta del Observatorio de Educación Patrimonial en España, con sede en la Universidad de Valladolid (UVa). Una de las sesiones de ese primer taller estuvo consagrada a la dimensión pedagógica, incluido un panel sobre la Educación Patrimonial de la Música y la Danza.

Victoria Cavia,  reconocida académica de la UVa intervino junto a la bailarina cubana, Irene Rodríguez, en dicho panel,  abordando la aplicación de los recursos de la Didáctica Patrimonial en la enseñanza-aprendizaje del baile flamenco. El Doctor Calcines, estuvo junto a las disertantes (académica y bailaora) evocaron a la reconocida figura de Mariemma y su amistad con la Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso.

La Simiente Flamenca, según explica Calcines, tiene otras importantes razones para que el Centro Andaluz de La Hababa haya priorizado la germinación de la semilla flamenca como el punto de partida para su renacimiento cultural en la actualidad.

Remontarse a la génesis de los Centros Andaluces en Iberoamérica, incluyendo la asociación habanera, y su relación con el pensamiento andalucista de Blas Infante, quien investigó el origen árabe del flamenco con un sorprendente enfoque intercultural, en extremo adelantado para su tiempo. Esta línea  investigadora intercultural ha sido retomada y actualizada por el reconocido intelectual cordobés Antonio Manuel, autor de dos ensayos medulares: La huella morisca (2010) y Flamenco. Arqueología de lo jondo (2018). 

A raíz de conocer a Antonio Manuel durante su visita a Cuba en 2023, este encuentro propició que el dr. Calcines fuera invitado oficialmente a Sevilla por la Fundación Blas Infante, de la cual aquel es uno de sus copatronos. Dicho periplo incluyó una estancia en Córdoba, auspiciada por la ya citada asociación Andalucía-Cuba que lideran Antonio Zurita Contreras y Pedro García Jiménez.

Con esos antecedentes académicos y solidarios, es que el CALH implementa un programa para la enseñanza-aprendizaje del baile flamenco como punto de partida del proyecto cultural "Encuentro de tradiciones: Andalucía en Cuba".

La asociada emérita del CALH Andrea Méndez Sardiña acreedora en 2023 del reconocimiento Miguel de Cervantes, el más alto galardón otorgado por la Federación de las Sociedades Españolas de Cuba,  Méndez Sardiña ha sido la maestra de varias generaciones de bailarinas y bailarines cubanos, de los cuales algunos llegaron a ser directores de sus propias compañías, como es el caso de  Irene Rodríguez, por citar un ejemplo.

Comienzan haciendo las danzas más sencillas como la "Rumbita Flamenca". Poco a poco su preparación se va volviendo más compleja con las "sevillanas". Siempre cuidando de que el componente didáctico sea orientado a fomentar la relación entre sentimientos, fuerza y ritmo. Paralelamente, ya se perfila la creación de una compañía propia de baile flamenco.

En esta otra actividad realizada por el CALH, las niñas danzaron con la música ejecutada por  la reconocida agrupación "Entre dos aguas", que dirige el guitarrista flamenco Yoisel Molina Peñate. También  actuaron los cantantes líricos Alejandro David y Ana Beatriz Morejón, dotando al espectáculo de un altísimo nivel artístico, bajo la exquisita conducción del animador cultural Mario García Olazábal.

Esta hermosa actividad culminó con la entrega del reconocimiento  "Olivo de plata" a los  asociados y otras personas que han contribuido a sostener este espacio habanero para el encuentro de tradiciones que unen a Cuba y Andalucía.

Para seguir desarrollando esta línea de trabajo en el CALH, por acuerdo de su Junta Directiva se ha creado una Comisión de Patrimonio Cultural, al frente de la cual se encuentra María de los Ángeles Jiménez Ganuza, sobrina del gran compositor e interprete Antonio Machín, llamado Su Majestad el Bolero, quien hizo historia hasta su muerte en España y sus restos reposan en el Cementerio de San Fernando, en Sevilla.

Este CALH fundado el 11 de febrero de 1919 nació al calor de la obra intelectual y política de Blas Infante, quien fundó el primero de esos centros en Sevilla en 1916. El CALH tendrá un espacio educativo  "Tardes de Machín", retomando la producción discográfica del artista cubano que tanto amó a España.

Entre los objetivos de esta asociación cubana estuvo inicialmente divulgar el pensamiento andalucista, a la par que propiciaba la búsqueda de lazos y raíces familiares entre uno y otro lado del océano. En la actualidad tiene 609 asociados que participarán con voz y voto en la Junta General Ordinaria.