Domingo, 22 de septiembre de 2019

El CRE de Washington protesta por el voto rogado

El proceso electoral de las pasadas Elecciones Generales del 28 de abril y las Elecciones Autonómicas y al Parlamento Europeo del 26 de mayo ha demostrado una vez más la violación del derecho constitucional de los españoles residentes en el extranjero a ejercer libremente su voto. El Consejo de Residentes Españoles (CRE) de la jurisdicción consular de Washington, DC se une a otros CREs, al Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE) y al clamor popular de los ciudadanos manifestando su total disconformidad con el voto rogado y pidiendo la derogación de la LOREG en su forma actual. 

Se necesita tiempo, dedicación, conocimiento, interés y bastante suerte para poder superar todos los obstáculos que suponen la solicitud y ejercicio del voto. El Consulado de Washington, DC ha hecho una labor excelente de difusión y facilitación del proceso. El área consular de Washington cuenta con uno de los dos únicos CREs en EE. UU cuyos miembros también se han dedicado a difundir información y ayudar a la comunidad en el arduo proceso de votar en las elecciones españolas. Tal vez por el apoyo que han tenido los españoles de Washington y porque en su mayoría son ciudadanos comprometidos, las estadísticas de las últimas elecciones son mejores que la media. 

De los 2,099,336 españoles en el extranjero inscritos en el Censo de Españoles Residentes Ausentes (CERA) con derecho al voto, tan solo 8.6 % solicitaron la documentación electoral para las elecciones generales, y el 6.16 por ciento fueron capaces de votar, aunque sin certeza de que su voto llegara a contabilizarse. Para las Elecciones Autonómicas y al Parlamento Europeo solicitaron su voto el 5.7 % del CERA. De los 7,404 españoles registrados en el Consulado de Washington, un 20 % solicitó el voto para las elecciones generales y un 14.6 % pudieron votar. Para las Elecciones Autonómicas y al Parlamento Europeo el 12.6 % solicitaron el voto y el 7.6 % ejercieron su voto. Aunque estas estadísticas son bastante más positivas que las de otros países, el CRE de Washington DC, ha recibido numerosas quejas de sus electores que han sufrido decepción, desmoralización y mucha frustración durante la carrera de obstáculos que supone el proceso electoral en el extranjero. No todos los que solicitaron el voto pudieron ejercerlo, dándose situaciones tan absurdas e incongruentes como que miembros de la misma familia que solicitaron el voto el mismo día, por la misma vía, a la misma Comunidad Autónoma y con la misma dirección postal, pero que unos recibieron la documentación electoral a tiempo y otros una semana después. 

No solo es frustración el sentimiento que invade a los electores españoles en el extranjero, sino sobre todo la sensación de sentirse abandonados, ignorados, tratados injustamente y como ciudadanos de segunda clase por su gobierno. Situación que lleva al desinterés y la desidia de muchos españoles en el exterior por involucrarse en la vida de su país. 

Llevamos muchos años soportando esta injusticia y ha llegado la hora de exigir un cambio. Si España valora y respeta a sus más de dos millones de ciudadanos que viven fuera tiene que cambiar la LOREG y hay que hacerlo ya y no, como hasta ahora ha pasado, esperar a las próximas elecciones para prometer cambios simplemente con la finalidad de obtener votos, pero sin compromiso sincero.

Es muy sencillo, tan solo hay que seguir la letra de la Constitución: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social” (Capítulo segundo. Artículo 14). 

Susana Martínez de Castro

Presidenta

Consejo de Residentes Españoles

Washington, DC