Miércoles, 19 de Junio de 2019

COMENZÓ EL CICLO 'JUNTOS POR LA REPÚBLICA' EN LA FEDERACIÓN DE SOCIEDADES GALLEGAS DE ARGENTINA

Concurrida conferencia sobre la Guerra Civil española

Más de medio centenar de personas acudieron este viernes a la presentación del libro “La Guerra Civil Española, Argentina y los Argentinos”, obra del reconocido historiador Daniel Campione, que organizó la Federación de Asociaciones Gallegas de la República Argentina (FAGRA) en el arranque de su ciclo ‘Juntos por la República’. Una concurrida conferencia que contó con la participación del también historiador Hernán Díaz y del presidente de la institución, Diego Martínez Duro, y que deja de manifiesto el interés que todavía despierta en Argentina este conflicto a 80 años de su final.

Desde el Salón Arturo Cuadrado, Campione profundizó en los motivos de la “inusitada” repercusión que tuvo la Guerra Civil Española (1936-1939) en Argentina y en sus habitantes, más allá de la importante colectividad residente en el país. El conflicto permaneció en las tapas de los diarios locales durante los tres años de la contienda, un interés que para el experto se relaciona con la realidad autóctona. “En Argentina se vivía como un conflicto propio, como algo que también podría ocurrir acá por muchas razones. Entonces, se asimilaba la lucha contra el fascismo en España con la lucha contra los fascistas que existían en Argentina”, declaró. Fruto de ese interés nació una importantísima cadena de solidaridad argentina, siendo la nación que “más dinero o bienes envió a España durante la guerra en relación al número de habitantes”.

“Periódicamente, cuando hay alguna efeméride relacionada, los medios se encargan de mostrar los aspectos más superficiales y anecdóticos: las peleas en los bares de la avenida de Mayo, los papeles plateados de los cigarrillos que se juntaban con la idea de que podía contribuir a hacer armas para la República. Todo eso existió y fue muy importante, pero fue un fenómeno mucho más profundo”, explicó Campione. El compromiso argentino con la causa republicana se extendió por todo el territorio, desde Chaco o Formosa a la Pampa. Pueblos enteros juntaban alimentos o telas para enviar a la Península e incluso decenas de sindicatos contaban con una “Comisión de Ayuda a la República Española”  mediante las que promovían la donación de una  parte del jornal de los afiliados para la causa, entre otras iniciativas. Además, dirigentes de las fuerzas de izquierda argentinas, especialmente anarquistas y comunistas, “se involucraron de cuerpo presente en la guerra española”, explicó.

Campione destacó también la idea de “guerra” para hablar de este conflicto que dejó cientos de miles de víctimas mortales y en la que se “probó la tecnología que se aplicaría en la II Guerra Mundial”.   “El conflicto español era percibido como una gesta antifascista y esto tenía repercusión mundial porque empezaba a verse el grado de amenaza que significaba Alemania e Italia”, señaló el experto.

Capítulo especial recibió también las dificultades de ingreso que el Gobierno argentino puso a los exiliados. “Si en Argentina no hubo ni por asomo tantos expatriados republicanos como en México es porque hubo esa  política por parte del Gobierno”, dijo Campione, una batalla que encararon entidades como la Federación para darles a los recién llegados “refugio, contención y ayuda”.

En el acto también estuvo presente el historiador Hernán Díaz, autor de la “Historia de la Federación de Sociedades Gallegas. Identidades políticas y prácticas militantes” que desgrana los esfuerzos de esta institución y su lucha republicana desde diferentes frentes. Durante su alocución, Díaz repasó algunas de las iniciativas impulsadas por la Federación para contribuir a la lucha republicana desde Argentina, como la “Central Gallega” de ayuda a los republicanos que funcionó en la FAGRA, la venta de cigarrillos “Leales” para recaudar fondos o la repercusión que le otorgaba a la causa el periódico Galicia, cuya publicación se extiende hasta nuestros días.

FAGRA-Guerra-Civil

Por su parte, el titular de la Federación aseguró que el compromiso de la entidad que preside va más allá del histórico apoyo a la República y los exiliados republicanos, ya que se extiende hasta la actualidad a través de programas de investigación o difusión como esta conferencia que ayudan a hacer memoria y crear conciencia en las nuevas generaciones, así como con iniciativas más políticas como su tradicional ‘Festival da República’, que ya acumula 88 ediciones, o la férrea defensa de los principios de la casa.

La importante concurrencia a esta charla y la notable interacción del público ha dejado patente el interés que sigue suscitando lo sucedido en la Guerra Civil Española en América, a 80 años del fin del conflicto. “Seguimos reuniéndonos a hablar y preguntar sobre la guerra civil. ¿Qué es esto? ¿Nostalgia? Ya estamos hablando de nietos o bisnietos de los que estuvieron en la guerra. Lo que me parece que ocurre es que seguimos viendo a la guerra española como una ocasión de aprendizaje de lo que puede ser un conflicto social, político y militar (…) La Guerra Civil Española nos sigue hablando del ideal de una sociedad nueva, más libre, más justa”, concluyó Campione.

La charla se enmarca dentro del ciclo ‘Juntos por la República’ que organiza anualmente la Federación para conmemorar la proclamación de la II República Española el 14 de abril de 1931. La programación se extenderá durante todo el mes y tendrá el próximo 13 de abril (19 horas) uno de los eventos más esperados, el ’88 Festival da República’, que contará con la actuación del Club Artístico Libertad.