jueves, 26 de noviembre de 2020

DESDE CHILE POR RENÉ OSSES

Cantalar de Graneros y sus bailes españoles

CANTALAR DE GRANEROS Y SUS BAILES ESPAÑOLES EN CHILE

Por RENE OSSES FLORES CORRESPONSAL DE LA REGIÓN INTERNACIONAL EN CHILE

Fandango Español. Es fundamental en el folclor chileno, ya que ésta es prueba fehaciente de que la estructura literaria de la Cueca Chilena provendría del Fandango español, como también, su cadencia rítmica y musicales siendo de las presentaciones principales  del Conjunto Cantalar de Graneros

El Fandango es una danza española, muy popular en Chile en el siglo XVIII y comienzos del XIX. Es una expresión lírico-bailable del cancionero popular de las regiones de Vizcaya, Andalucía y Asturias, principalmente. En Chile el área de expansión es entre Valparaíso y Chiloé.

En su melodía la podemos encontrar en algunas tonadas y jotas chilenas y, especialmente, en un Fandango recopilado en Chiloé, por Margot Loyola Palacios. Debemos recordar que la cultura vasca tuvo en Chile una fuerte influencia económica y cultural con la llegada de inmigrantes vascos en el siglo XVII.

El Conjunto de Proyección Folklórica CANTALAR nació en el Liceo de Graneros, bajo la Dirección de José Ortiz Sepúlveda.

Su objetivo inicial no fue más que ofrecer un espacio artístico a estudiantes liceanos como actividad extraescolar, de manera que aprendieran a tocar guitarra y/o a bailar algunas danzas tradicionales, junto a su desarrollo personal e intelectual.

Su primera actuación, fue en septiembre de 1974, con una muestra de lo aprendido en esa actividad, con motivo de las Fiestas Patrias. Debido al éxito de esa actuación, los integrantes del grupo quisieron seguir como Conjunto Escolar y, junto a su Profesor Asesor, con el apoyo del Rector del Liceo don Claudio Gutiérrez Lazo, nace el “Conjunto Liceo de Graneros”.

Chile Rene Osses Primera Foto Liceo Graneros Dic 1974 web

Siempre, al alero del Liceo, como Conjunto Escolar, participó en cuatro ediciones del Festival Nacional de Folklore de San Bernardo, en donde llegó a obtener la Categoría "A", distinción máxima que otorgaba este magno evento a los grupos de proyección folklórica del país.

En el año 1979, debido a un importante auspicio promocional de una empresa, para publicitar dos giras por el centro-sur del país, se les exigió tener un nombre artístico, que no fuera escolar. Nace así el nombre CANTALAR, ideado por el Director del Conjunto. Es un neologismo de dos conceptos: “canta” y “lar”.

En este caso, “lar” significa hogar y, como el Liceo o la escuela, en ese entonces, se consideraba el segundo hogar de los estudiantes, se acuñó la expresión “CANTALAR” con el subtítulo “Liceo de Graneros” en los primeros afiches.

Chile René Osses 2 web

Poco tiempo duró su domicilio en el Liceo, puesto que, en el año 1980, por razones del contexto histórico que se vivía en ese tiempo, debiÓ salir abruptamente de su alero. Y quedó la opción de terminar la continuidad del grupo o, de lo contrario, seguir de manera particular. Decidiendo continuar y seguir trabajando con más ahínco. 

Siempre bajo la dirección de José Ortiz Sepúlveda, junto con desarrollar los talentos musicales de los jóvenes, CANTALAR puso énfasis en el crecimiento humano y personal de cada uno. Asimismo, se exigía a cada integrante, además, estudiar su entorno etnográfico para valorar su identidad cultural y tener una educación pertinente. También, desde sus inicios, se puso una alta exigencia técnica: cada integrante debía aprender a cantar, bailar y dominar al menos un instrumento musical. De esa manera se ha logrado obtener una calidad artística e interpretativa  profesional que, con la madurez de los años, se ha ido enriqueciendo en las diferentes puestas en escena. 

José Ortiz, su director, cuenta a La Región Internacional, “Desde la creación, han pasado por el grupo más de un centenar de integrantes e invitados como extras. Producto de ello, muchos jóvenes encontraron su vocación en CANTALAR quienes, en la actualidad, se desenvuelven laboralmente en la docencia, en la asesoría de folklore, como músicos instrumentistas o miembros de otros grupos afines. Siempre, manteniendo la base de ex alumnos liceanos, otros jóvenes y adultos se han integrado, de la misma manera, como también, es natural, con retiros y reintegros. Para ocasiones especiales, cada elenco estable, con la base de ocho a diez integrantes, se ha nutrido con jóvenes de la Agrupación Challay, de San Francisco de Mostazal, grupo creado y dirigido por Pilar Parada Rubio, una de las integrantes que pervive desde la época escolar liceana”.

Muy significativos en la vida de CANTALAR han sido algunos de sus integrantes, quienes desempeñaron notables roles en ciertos momentos. Los destacamos. La Sra. Elena Moreno Acosta, profesora y como tal –además de ser integrante normal del grupo- tuvo bajo su responsabilidad el diseño de la vestimenta que se utilizó para las presentaciones artísticas de época del Conjunto. Asimismo, como Profesora estatal, ya que el grupo perteneció a un establecimiento educacional bajo dependencia del Ministerio de Educación, (Liceo de Graneros, antes de depender de la Municipalidad de Graneros).

Elena se responsabilizaba de la Tutoría personal de las estudiantes mujeres durante las giras y viajes artísticos, mientas que José Ortiz cumplía el mismo rol legal con los varones. Ambos eran la “mamá” y el “papá” de los integrantes, quienes, admirablemente siempre les respondieron con respeto y obediencia en los innumerables viajes y estadías tanto a lo largo de Chile como en el extranjero.

Por su parte, Jorge Parra Moreno, querido “Yoye” como le llaman, en varios momentos asumió temporalmente la responsabilidad de la Dirección Musical. Lo mismo ha ocurrido con Jaime Olea Pavez, quien heredó de Yoye Parra esa responsabilidad cuando éste se retiró, ejerciéndola en los momentos que José Ortiz Sepúlveda no ha podido estar frente al grupo. Ambos han puesto todos sus talentos musicales al servicio de sus compañeros y amigos, aprendiendo de los cultores y maestros y, a la vez, entregando generosamente sus enseñanzas al resto del grupo. Actualmente, ambos ejercen en la docencia, destacando por sus profundos conocimientos del folclor musical de Chile.

CANTALAR ha recorrido gran parte de Chile. Le conoció Ecuador, pasando por Perú. Cuenta en su trayectoria artística con numerosas presentaciones estelares en Televisión y varias Puestas en Escena con ambientaciones de época.  Al cumplir tres décadas, en el año 2004, realizó un compendio de su trabajo, reflejado en un Documental Audiovisual titulado “Cantalar: 20 Danzas Populares”, fruto del esfuerzo de largos años en el campo de la recolección, estudio y proyección del folklore. Es una muestra antológica de la cultura musical y coreográfica, tratada con seriedad y mucho sacrificio. Muchos docentes del país lo han utilizado de material didáctico y es un documento referente de innumerables conjuntos de proyección folclórica. 

Chile Rene Osses 1 web

Sus puestas en escena se caracterizan por usar vestuario confeccionado conforme a épocas. Sobresale el montaje ambientado en siglo XIX, entre las décadas de 1830 y 1850, con la presentación de “Cantos y Danzas Populares Republicanas”. Este montaje le ha dado identidad, siendo reconocido en todo el país por su vestimenta, diseñada  por Elena Moreno Acosta, tomando como referencia dibujos y pinturas del Juan Mauricio Rugendas, pintor alemán que visitó Chile en la década de 1830, y de otros pintores que inmortalizaron en sus telas a personajes y paisajes de la época. Una muestra de este montaje se realizó en TVN . Asimismo, sobresale también el montaje titulado “Centenario”, que pone en escena cantos y danzas de los primeros años del siglo XX . Ambos, referentes de la zona central del país.

Para apreciar estos montajes, es conveniente entender, que las ambientaciones de época que realizan  son aproximaciones históricas. Por los antecedentes estudiados y por la información recibida de los maestros, que les han entregado parte importante de sus trabajos de investigación, y se han  atrevido a ofrecer acercamientos a momentos históricos que no vivimos, pero que nos imaginamos en propuestas artísticas, a la manera de CANTALAR.

Para desarrollar estos trabajos, tuvieron la suerte de compartir con importantes personalidades del folclor chileno que les asesoraron y entregaron sus conocimientos y enseñanzas. La principal Maestra fue Margot Loyola, junto a Osvaldo Cádiz Valenzuela, quienes les enseñaron personalmente cantos y danzas de sus investigaciones. Otro maestro importante en CANTALAR fue Adolfo Gutiérez Castillo. Asimismo, para las muestras artísticas, cantaron con la gentil asesoría de Jorge Cáceres Valencia, Guillermo Ríos Challe e Hiranio Chávez Rojas. También con la participación de Aldo Villalón Mujica, quien les enseñó muchos de sus trabajos de investigación, y además, se integró al grupo durante el tiempo que él vivió en Graneros. Ya habían nombrado a don José Muñoz Contreras, de Puerto Montt. 

Tal vez lo más trascendental fue compartir con cantoras y cantores populares, cultores naturales, de quienes aprendieron  parte de sus repertorios. Recordando en Graneros a Graciela Gutiérrez, Ana Carrasco, Ana Reyes, Floridino Zamorano, Sergio Romo; de Tuncahue, a Aurora Romero Lucero; de El Manzano, comuna de Las Cabras a Antonio “Tuco” Urbano y Zoila Riquelme.

Por otra parte tuvieron, el grato placer de compartir en innumerables ocasiones con el poeta popular Sergio Cáceres, más conocido como Rosendo Méndez, “El Canario Requinoano”, y con Salvador Pérez Medina, “Salvita”, con quien hicieron una gran amistad, llegando a ser –para él- su conjunto regalón. Como grupo, además, compartieron ensayos y escenario con los puetas Santos Rubio y Benedicto Salinas. De todos los cultores, lo principal, fue aprender a respetar, querer, identificar y transmitir con autenticidad el canto tradicional.

Después del terremoto del año 1985, en mayo de ese mismo año, bajo auspicio de la Embajada de Canadá, CANTALAR visitó 23 comunas de la Región de O’Higgins afectadas por el sismo, llevando un mensaje de optimismo y de esparcimiento en medio de la situación de desastre vivido en la Región. 

En el año 2009, bajo convenio de la Municipalidad de Graneros con la Asociación de Municipios de Planalto, del Estado de Santa Catarina, Brasil, se fueron en gira artística y educativa por siete comunas, encabezadas por Campos Novos. Fue una nueva experiencia, puesto que, además de mostrar todos sus trabajos en presentaciones artísticas, tuvieron la ocasión de intercambiar experiencias educativas con docentes y estudiantes de los diferentes establecimientos educacionales que visitaron, conociendo sus realidades y aprendiendo de sus proyectos.

Chile Rene Osses web

En los últimos años, debido principalmente a obligaciones laborales, sus integrantes se han dispersado, dificultando la posibilidad de reuniones y ensayos, para preparar presentaciones artísticas. No obstante, han podido hacerlo y, en algunas ocasiones, como participar como grupo invitado en el Festival Nacional de Folklore de San Bernardo en tres ocasiones y, también como invitado, en el Concurso Nacional de Cuecas Inéditas de Santa Cruz, oportunidades en que se mostró el notable crecimiento artístico y humano del grupo. Por esta misma razón, se han propuesto fundamentalmente juntarse para realizar diversos proyectos audioviasuales, con la finalidad de dejar testimonios artísticos para las nuevas generaciones. Es así, como en el año 2016, grabaron un documental en audio denominado “Canto Campesino”, con dos CDs que contienen grabaciones antiguas de recopilaciones interpretadas por los propios cultores y grabaciones interpretadas por el Conjunto. Y, en el año 2018, se grabo el CD “Aquí cantamos Cueca”, en donde se incluyen 36 cuecas antológicas, interpretadas a la manera tradicional.

La mística, que sus integrantes ponen en las presentaciones y en las grabaciones musicales, son el reflejo de hombres y mujeres que han impregnado sus vidas, desde su adolescencia, en las fuentes más vívidas de los valores vernaculares, que son los que forjan la  identidad nacional.