lunes, 16 de mayo de 2022

El buque escuela de la armada de España visita La Habana

Sebastián Elcano en Cuba (1)

Fue recibido por autoridades cubanas y los que en ese momento paseaban por el malecón habanero.

El capitán de navío Juan Vázquez Reyes, jefe de departamento de la Marina de Guerra cubana, y el embajador del Reino de España, Angel Martín Peccis, dieron la bienvenida a la tripulación.

El capitán del Sebastián de Elcano Manuel García Ruiz, así como el embajador español expresaron que esta visita ratifica los lazos históricos entre las dos naciones. Además, expresaron sus condolencias a las familias de las víctimas del accidente ocurrido la pasada semana en el Hotel Saratoga.

Acto seguido, el capitán García Ruiz visitó la sede de la Marina de Guerra cubana, donde fue recibido  por el contralmirante Luis Reyes López, segundo jefe de esa institución armada de la isla.

Los marinos españoles sostendrán encuentros con autoridades de La Habana, realizarán un recorrido por el caso histórico de la ciudad, y cumplirán actividades conjuntas con guardiamarinas de la academia naval Granma, enclavada al este de la capital cubana. Según Prensa Latina la población podrá visitar la nave el sábado 14 de mayo, desde las 16:00 hasta las 19:30, hora local, y el domingo, a partir de las 10:00 a.m. hasta las 13:30 p.m., y desde las 16:00 hasta las 19:30 p.m.

El bergantín-goleta Juan Sebastián de Elcano cuenta con cuatro mástiles, nombrados Blanca, Almansa, Asturias y Nautilus en honor a las naves que le precedieron en su función. Se le calculan 3770 toneladas de desplazamiento. Lleva el nombre de quien asumiera como capitán de la expedición de Fernando de Magallanes tras la muerte de este, y que en 1522 completó la primera circunavegación al planeta.

El buque fue botado al mar en los astilleros de Cádiz, España, el 5 de marzo de 1927, y a partir del siguiente año inició su andadura con los guardiasmarinas que cursaban sus estudios en la Escuela Naval Militar.

Esta es la decimotercera ocasión que este buque escuela español adorna unos días el malecón habanero.