Miércoles, 19 de Junio de 2019

Brasil: Un tablao en Río presenta los ritmos flamencos con influencia latinoamericana

Una muestra de los "cantes de ida y vuelta", como se conocen los ritmos del flamenco que tienen influencia de la música latinoamericana, se presentará, el sábado, en Río de Janeiro para enseñar al público brasileño que este arte tan español también tiene elementos de aquel lado del océano.

"Las presentaciones de flamenco en Brasil generalmente son de los palos clásicos o de fusiones modernas, y queremos mostrar al público que hay influencias latinoamericanas en el cante y en el baile", explicó a Efe la bailaora Vanessa Domínguez, profesora de flamenco del Instituto Cervantes de Río e impulsora del proyecto.

La iniciativa es de un grupo de profesores de danza de diferentes academias, como Escuela Mabel Martin, la academia de Arte Flamenca y Nos da Dança, y fue acogida por el Instituto Cervantes, que abrió sus puertas para una presentación única en la noche del sábado.

Domínguez lidera el citado grupo que lo completan el cubano Israel Valdés, profesor de salsa en Río, y los brasileños Andressa Abrantes y Renato Marques. En el tablao del Cervantes bailarán al ritmo del cantaor brasileño Diego Zarcon, el guitarrista uruguayo Pablo Vares y el percusionista brasileño Alejo Stein.

Los seis actos de baile y los cuatro de cante que componen el repertorio, un montaje conjunto de los cuatro bailaores, mostrarán lo que el flamenco bebió de ritmos como el tango argentino, la milonga argentina, las guajiras cubanas y las rumbas. 

"Se llaman cantes de ida y vuelta precisamente porque son los creados por emigrantes que se establecieron en Argentina, Cuba y Colombia, y que regresaron a España, en donde introdujeron esas influencias al flamenco", dijo Domínguez, una bailaora nacida en Buenos Aires pero formada artísticamente en Málaga.

De acuerdo con la profesora, hay entre 5 o 6 palos del flamenco en que es clara la influencia de la música popular latinoamericana, como los cantos de Piyayo, la guajira, la rumba, la milonga, la vidalita y la colombia.

El repertorio comienza con un acto de danza con los cuatro bailaores presentando un canto de Piyayo, como es conocido el ritmo introducido al flamenco por el gitano malagueño Rafael Flores Nieto, "El Piyayo", tras su estancia en Cuba.

En otro acto de danza una pareja interpreta una guajira en la que el flamenco es fusionado con salsa y con un ritmo africano conocido como Igeyá y en el tercero otra pareja baila una guajira.

Todo el grupo interpretará una rumba fusionada con salsa.

Entre los números exclusivamente musicales e igualmente para mostrar la influencia de Latinoamérica en el flamenco, el repertorio incluye interpretaciones de "Canción de las cosas simples" (Mercedes Sosa) y "Lágrimas Negras" (Miguel Matamoros), dos canciones que el cantaor español El Cigala ha convertido en himnos flamencos.

Igualmente será interpretada la brasileña "Flor de lis" (Djavan) pero en ritmo de rumba flamenca.