Martes, 17 de septiembre de 2019

Un 34% más de inscritos para exámenes oficiales de español en El Cairo

El interés de los colegios egipcios por el español, las opciones laborales y el retorno del turismo hispanohablante han hecho aumentar un 34% el número de inscritos para conseguir el Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE) en El Cairo, informó este miércoles el Instituto Cervantes de esta ciudad.

Un total de 137 alumnos, un 34% más respecto al primer trimestre de 2018, se han inscrito en la capital egipcia para la siguiente convocatoria de exámenes del DELE, una de las cuatro que se realizan anualmente, y que comienzan este viernes.

La directora del Instituto Cervantes de El Cairo, Silvia Grijalba, aseguró a Efe que este incremento se debe al "creciente interés" de los colegios de secundaria de El Cairo en la lengua española, que la incluyen como segundo idioma.

Por otra parte, remarcó que el número de cursos para empresas que ofrece el Cervantes ha aumentado de 5 a 17 en el último año porque "está aumentando el número de empresas españolas y latinoamericanas" que operan en Egipto y muchas personas "necesitan certificar su nivel de español". 

Un tercer motivo de este incremento es, de acuerdo con Grijalba, "la creciente importancia del turismo de habla hispana en Egipto. Una industria que está remontando y en la que hay demanda de guías turísticos y profesionales del sector", afirmó.

El certificado DELE es una acreditación suficiente de competencia en español para cualquier actividad profesional o académica en España y, además, es imprescindible para que personas de países no hispanohablantes puedan solicitar la nacionalidad española. 

A pesar de este aumento del 34 % obtenido en esta convocatoria, la directora del Instituto Cervantes de El Cairo pronosticó que "el incremento va a ser aún mayor" en las próximas convocatorias, que tendrán lugar en octubre y noviembre.

En ese sentido, llamó la atención sobre la casualidad de que este año esta convocatoria haya coincidido en Egipto y en los países musulmanes con el Ramadán, el mes sagrado en el que los musulmanes ayunan y las actividades laborales y académicas se ven notablemente reducidas durante las horas diurnas. 

Por este motivo, Grijalba cree que "probablemente, algunas personas que se iban a examinar en Ramadán han preferido dejarlo para octubre".