martes, 07 de diciembre de 2021

Valencia celebró la 56ª Feria del libro

Valencia Feria del libro web

Aunque costó trabajo llegar a Los Jardines de Viveros donde fue celebrada la 56 Feria del libro de Valencia, y más fuerte aún regresar con una intensa lluvia a casa. Como buen cubano descendiente de españoles, por demás, gallegos por mamá y papá llegué al lugar acordado por el presidente del Centro Gallego de Valencia y yo.

Ese día 22 fue presentado una bella antología de poemas de 15 autores que lo escribieron en valenciano, 15 autores que lo escribieron en castellano y otros 15 en lengua gallega. Todos con el mismo fin. Destacar el Camino de Santiago. 

Por ello, no hubo mejor título que el escogido:  El camí dels estelaEl camino de las estrellas O camino das estrelas.

Al llegar a casa empapado en agua, pero inmensamente feliz, comencé a hojear este bello ejemplar entregado por el Sr. Manuel Fortes Pérez, presidente del Centro Gallego de Valencia.

Impresionó sobre manera la portada y contraportada diseñadas por la arquitecta y diseñadora Yanet Ruíz, afirmando lo expresado por el presidente en su intervención ‘relaciona la cerámica de Manises con la de Sargadelos en Galicia a través de un azulejo encontrado en O CASTELO DA ROCHA BRANCA’.

Antes de llegar al prólogo encuentro una bella infografía del Sr. Cándido Solaz. Sorprendido observo que el prologuista fue el amigo D. Antonio Rodríguez Miranda, Secretario Xeral da Emigración Xunta de Galicia quien, con fina pluma e ideas claras, escribió:

‘El Centro Galego de Valencia ha tenido la valentía de juntar, en este hermoso poemario, a creadores líricos de diferentes estilos, constructores de ritmo literario en distintos idiomas, armadores de sueños, palabras y sentimientos, para acercarnos, aunque sea a través de la literatura al Apóstol y a su catedral.’ 

Gustó mucho la fotografía de la pintura sobre tela de Antón Patiño que nombró ‘Campo magnético’. Además, José Ángel García Caballero en su evocación con un párrafo de Federico García Lorca cuando escribiera ‘Chove en Santiago, mi dulce amor’.Al ratome encontró con otro de Ramón María del Valle Inclán ‘Peregrino del mundo, si miras con todos los ojos, amarás con todos los corazones, y su intuición será telogal…’

Rápidamente me adentro enlos poemas escritos en valenciano de Amparo Sánchez Ribes, Ana Noguera, Esther Veintimilla Curzado, Eva Bisquert Santacreu, Eva Doroxo, Félix Molina, Francesc Cornadó, Isabel Alamar, Josep Antón Soldevila, Juan Luis Bedins y Pascual Casañ entre otros hasta llegar a quince poetas y poetisas. Además, pude observar a Mila Villanueva, escritora nacida en Vigo y emigrante en Valencia, escritora y gestora cultural además de vocal de cultura del CGV –aunque no comprendo mucho la lengua valenciana claro está; pude conocer de alguna manera que los poemas tienen que ver con el Camino de Santiago –.

Disfruté además de una pintura acrílica nombrada ‘Monterrey en el camino’ de Xosé Rivada. Al pasar la hoja me encuentro con el poeta Antonio Machado y ‘Verás la maravilla del camino, camino de soñada Compostela’ y a continuación un hermoso Collage fotográfico de Verónica Ramilo Graña.

Es bueno recordar que, en 1993, la UNESCO inscribió el Camino de Santiago de Compostela en la Lista Patrimonio de la Humanidad y en 2015, modifico esta declaración ampliando los itinerarios de peregrinación hasta conformar un recorrido de 1,500 kilómetros, atravesando el norte de la Península Ibérica.

Este camino fue convirtiéndose en una vía de intercambio y difusión de ideas favorecida por los peregrinos que transitaban por ella. 

Rafael Monzó, presidente del Centro UNESCO Valencia-Mediterráneo, expone que esta razón, es de agradecer iniciativas como la de esta antología poética con la que pretende contribuir al impulso del Camino de Santiago en estos momentos tan difíciles por los que atravesamos con la pandemia que ha cambiado nuestras vidas.

Ahora toca agradecer a Ana M. Gómez-Pavón Alcober, Andres Ferrer Taberner, Antonio Nieto Rodriguez, Blas Muñoz Pizarro, Carmen Torreiro, Chema Paz Gago, Elena Torres, Elga Reátegui y otros que sus hermosos poemas hayan sido escritos en castellano. Ahora me encuentro con una pintura acuarelas y lápices nombrada Liñaje Xacobea y a Rosalia de Castro cuando escribiera en castellano ‘Camino blanco, viejo camino, desigual, pedregoso y estrecho, donde el eco apacible resuena…’  Es cuando veo el CAMIÑO ABERTO, palabras de Manuel Fortes Pérez, presidente del CGV donde expresa en lengua gallega el agradecimiento a la Sra. Mila Villanueva quien diera la idea de llevar a cabo este proyecto. También agradeció a la secretaria de la Asociación de Amigos do Camiño y al Sr. Antonio Nieto, poeta y gestor cultural que fue el enlace con la mayoría de los grandes poetas y poetisas que intervienen en este bello poemario.Además, en sus palabras estuvo presente el agradecimiento a los patrocinadores de la Xunta de Galicia, a través de la Secretaria de Emigración y su secretario General, el amigo D. Antonio Rodríguez Miranda su prologuista. También expresó que el Xacobeo 2021-2022 es muy distinto a todos los anteriores por estar marcado inevitablemente por la pandemia que nos arrasa desde hace más de un año.

Queremos, mediante el presente libro, contribuir con la promoción de este año Xubilar atípico, y es nuestro deseo que, más pronto que tarde, todo retornará a la normalidad y los caminos vuelvan a llenarse de peregrino, de alegría y de vida. 

Llego a los poetas y poetisas en lengua gallega no sin antes toparme con una fotografía hecha en el ascenso a O Cebreiro de Gustau Pérez siguiéndole los poemas de los poetas, Jorge Ortiz Robla y Anxo Angueira después las poetisas Branca Vilela, Carmen Blanco, Césareo Sánchez Iglesias, Claudio Rodríguez Fer, Enma Pedreira, Olga Novo y otros.

Para terminar, quiero hacer patente el sentido agradecimiento al presidente del CGV, Manuel Fortes Pérez, quien invitara a este bello encuentro y presentara a parte de su junta directiva que para los venideros meses planifican un sinfín de actividades promotoras del Camino de Santiago.  

Valió la pena lo caminado de ida y regreso a esta gran Feria del Libro de Valencia en su edición 56, que ni la lluvia, el viento y las primeras bajas temperaturas en la Comunidad Valenciana pudo opacar su hermoso desenvolvimiento. 

Felipe Cid