lunes, 04 de julio de 2022

CONSEJERA GENERAL POR ALEMANIA

Violeta Alonso Peláez: "Uno de los puntos que tenemos que mejorar es en la comunicación del trabajo que se realiza desde el Consejo General, hacernos más visibles, tanto para la ciudadanía como para las administraciones"

Violeta Alonso CRE de Alemania CGCEE
Violeta Alonso Peláez, consejera en el CGCEE por el CRE de Frankfurt, Alemania

¿Dónde nació, cuándo emigró y dónde vive?

Nací en León y emigré a Frankfurt, (Alemania) por motivos laborales, en donde vivo desde hace 9 años.
 

¿Con qué expectativas se incorporará al CGCEE?

Mi voluntad sincera es mejorar la vida de la ciudadanía española en el exterior, tanto en los servicios que deben poder a su servicio las administraciones, como en el ejercicio de sus derechos. 

Le suponemos consciente de la ralentización de los asuntos que el CGCEE tiene encima de la mesa desde hace años, y de los escasos, si no nulos avances de este órgano consultivo. ¿Qué espera del mandato que está a punto de iniciarse? 

Creo que es un error hablar de nulos avances, puesto que sin duda los ha habido y no sería justo con los aportes realizados en anteriores mandatos. Uno de los puntos que tenemos que mejorar es en la comunicación del trabajo que se realiza desde el Consejo General, hacernos más visibles, tanto para la ciudadanía como para las administraciones. La metodología de trabajo del Consejo General necesita igualmente modernizarse, y funcionar de una manera más eficaz y ágil, y para ello necesitamos trabajar de manera más colaborativa y apoyándonos en herramientas digitales. En este mandato somos muchos los consejeros generales nuevos y especialmente una presencia mucho mayor de mujeres, con ganas de cambiar las cosas y de trabajar al servicio de la ciudadanía, y estoy segura que de este mandato saldrán grandes propuestas. 

¿Cuáles son los temas más importantes que afectan a los emigrantes españoles que viven en el país que usted representará en el CGCEE?

Un problema grave en Alemania es la saturación de los servicios consulares, que ha de abordarse tanto con la presencia de personal suficiente y con unas condiciones laborales justas en los consulados, como con un aumento de la digitalización de los servicios consulares, de forma que se puedan acceder de forma rápida y remota a una gran cantidad de servicios, sin descuidar la atención presencial para la ciudadanía que tenga más dificultades al utilizar servicios digitales.

Otro de los problemas que llevan a la saturación de los consulados alemanes son los trámites de conservación y de recuperación de la nacionalidad española. Desde los CREs de Alemania queremos promover un convenio de doble nacionalidad con Alemania similar al existente con otros países, y al CGCEE llevaremos algunas propuestas respecto a nacionalidad.

La fiscalidad es otra cuestión principal en nuestra agenda, tanto respecto a normativas que los inmigrantes consideramos discriminatorias, como respecto a la información que se pone a disposición de los emigrantes respecto a la legislación a aplicar. En muchos casos obtener la información necesaria respecto a renta, pensiones, herencias o en caso de retorno es complicado, y los casos de multas a ciudadanos por desconocimiento de las normativas son frecuentes.

La mejora de la asistencia a mujeres víctimas de violencia machista en el exterior, es otro de los puntos de nuestra agenda, así como la asistencia a la ciudadanía en casos de exclusión social, o de posible discriminación por su condición de extranjeros, en temas sociales o laborales. La educación, tanto respecto a las aulas ALCE, como en otros temas como homologación de títulos los tenemos igualmente presentes.


¿Cuáles considera que, en general, son las reivindicaciones más urgentes de la ciudadanía española en el exterior?
La mejora de los servicios consulares es una tema clave para todos, así como el voto o las cuestiones de nacionalidad. Otro de los puntos de los que se debate habitualmente es la creación de una circunscripción exterior, para poder tener nuestros propios representantes políticos, la que la sensación de no ser escuchados por las administraciones, es por desgracia muy habitual.

¿Alguna otra reflexión que desee hacer?

La presencia de tantas nuevas consejeras generales,  aunque aún no llegamos a ser la mitad del Consejo General, tiene una fuerte carga simbólica, y nos debe servir de impulso para dotar de una perspectiva feminista a todas las propuestas que se hagan desde el CGCEE.