sábado, 10 de diciembre de 2022

David Casarejos: La Unión Europea no se lava las manos con los ciudadanos en Reino Unido

Reino Unido David Casarejos 2 web

La Unión Europea a través de su Embajada y la Delegación de la UE en la capital britanica, organizaron en Londres un evento para juntar a representantes de la ciudadanía europea en el país.

Uno de los muchos datos sorprendentes que se compartieron en esta jornada fue el hecho de que Londres hoy por hoy cuenta con más ciudadanos de los 27 estados miembros de la UE, que cualquier otra capital europea superando el millón de personas.

Cinco años tras el nefasto resultado del referéndum del Brexit, tras la salida oficial en 2020 y una pandemia, la UE ha comenzado a tener una actividad más directa con la ciudadanía que seguimos residiendo y trabajando en el país.

La Unión Europea, más allá del simbolismo de ocupar la antigua sede del Partido Conservador en Londres en la icónica Europe House ubicada a escasos metros de la Plaza del Parlamento en Westminster, la UE ha retomado el contacto con una población que defendió durante la negociación ante el intento por parte del partido conservador de utilizar a la población europea en el país como ficha para presionar y amenazar.  

Jaime de Villota, quien esta al mando en el área de Ciudadanía, Social, Justicia e Política Interior de esta delegación, relataba en su presentación como aún se siguen recibiendo en la nueva sede de la delegación europea multitud de cartas dirigidas a Nigel Farage, artífice en parte del referéndum y activista anti-EU (a pesar de haberse ganado la vida gracias a esta institución) …ironías de la vida. 

La situación de desacoplamiento entre las islas y el bloque económico europeo tiene muchos frentes, pero el que se vino a discutir durante la jornada, fue el impacto en las personas y como afecta en multitud de ámbitos, desde laborales hasta sociales, incluyendo el aspecto formal de nuestra presencia continuada y residencia en el país a través de su “settled status”.

Daniel Fleischer-Ambrus que dirige el programa de derechos de la ciudadanía europea nos hizo recordar una frase mítica de la filmografía de los Monty Python, parafraseando aquella pregunta de “¿Que han hecho los romanos por nosotros?”

Escuchamos demasiadas razones y explicaciones sobre como los malvados burócratas de Bruselas impedían a Reino Unido progresar y nos han mostrado desde el referéndum como se utilizaron medios y redes sociales por parte de la elite financiera para desestabilizar la balanza.

En 2022 llevamos ya mucho tiempo viendo los muros que han construido desde dentro de Reino Unido y como sector tras sector sigue cayendo fruto de una decisión que era consultiva y no vinculante y que unos pocos decidieron que era lo mejor que para todos…que “más sufriría la UE que Reino Unido”.

Reino Unido va a entrar oficialmente en una recesión, y el Banco de Inglaterra habla de que se extenderá durante al menos dos años.

El 23 de junio de 2016 y tras la jornada electoral, Reino Unido se acostó con 66 millones de ciudadanos europeos y unas horas después y gracias al resultado del referéndum quedó claro que esta cifra bajaría el 31 de enero de 2020 hasta los 6 millones de ciudadanos europeos registrados en sus bases de datos, doblando esa cifra inicial de 3 millones que todos dábamos por cierta.

En Reino Unido multitud de organizaciones de las diferentes nacionalidades europeas o europeístas afloraron una vez se perdieron las elecciones y la forma de interaccionar con los países de nuestro entorno, que creíamos seria para siempre, de repente ha desaparecido, dándonos entonces cuenta de que para muchos ciudadanos británicos siempre fuimos solamente mano de obra y pertenecíamos a una segunda o tercera clase social.

Los ciudadanos que entran de la UE en Inglaterra ahora no poseen ningún derecho a votar y participar en las elecciones locales de las ciudades en las que residirán y pagarán sus impuestos, y dependen de visados y condiciones que distan mucho de las que la UE logro que se mantuvieran para aquellos residentes originarios de países de la UE y que ya estamos asentados en el país.

Eventos como el del pasado 8 de noviembre también serian útiles en los 27 países miembros para dar visibilidad a las diferentes poblaciones migrantes del resto de la UE y reforzar el sentimiento europeísta que tanto trabajo y tiempo ha llevado a una gran parte de la ciudadanía a llegar a compartir…a pesar de lo mucho que puede mejorar la UE.

Ante la pregunta a Joao Vale de Almeida, primer Embajador de la UE en Reino Unido, sobre la falta de esfuerzo por la UE a unir a las comunidades nacionales de países de la UE antes de llegar al Brexit, y como estos actos pueden ayudar a la larga el proyecto europeo, Joao contestó sin dudarlo que el Brexit no se repetirá en ningún país miembro y ha dejado claro que esta decisión solo ha valido para reforzar el proyecto, ningún país se plantea seriamente la retirada de la UE tras ver las consecuencias en Reino Unido.

La actitud mostrada por parte de la delegación de la UE de compromiso hacia los ciudadanos de la UE aun en Reino Unido dista mucho de la actitud mostrada por una Home Office con Suella Braverman, hija de emigrantes de Kenia e islas Mauricio, que muestra la feroz cara de una xenófoba con un claro sentimiento antinmigración, al igual que su predecesora Priti Patel, curiosamente también hija y nieta de emigrantes que jamás hubieran podido entrar en el país con la condiciones que ellas están tratando de imponer.

El modelo político de la UE puede tener muchos errores, falta de solidaridad en ocasiones, decisiones incorrectas, y con gran poder de presión en los países miembros…pero ahora en Reino Unido ya hay una mayoría de población que con los ojos cerrados votarían por deshacer los pasos de un Brexit ilógico.

Reino Unido David Casarejos web