martes, 05 de julio de 2022

CONSEJERA EN EL CGCEE POR EL CRE DE PAÍSES BAJOS

María de Sales Ramón: "Después de un tiempo sin reunirse, el CGCEE en este mandato vuelve con fuerza y ganas de trabajar"

Marisales CRE Países Bajos
María de Sales Ramón, del CRE de Países Bajos

¿Dónde nació, cuándo emigró y dónde vive?

Nací en Castellón de la Plana pero mis padres eran de Valencia. Vine a Los Países Bajos hace 30 años cuando me casé con un holandés. Actual mente vivo en La Haya.

¿Con qué expectativas se incorporará al CGCEE? Le suponemos consciente de la ralentización de los asuntos que el CGCEE tiene encima de la mesa desde hace años, y de los escasos, si no nulos avances de este órgano consultivo. ¿Qué espera del mandato que está a punto de iniciarse?.

En primer lugar no creo que hasta ahora no se haya conseguido nada, desde luego que se podría haber conseguido más, pero en retrospectiva siempre se puede decir eso. Los últimos años no han sido muy productivos, ni para nosotros ni para otras instituciones, pues el COVID 19 lo ha ralentizado todo. Después de un tiempo sin reunirse, el CGCEE en este mandato vuelve con fuerza y ganas de trabajar. Muchos consejeros somos nuevos, pero también hay gente con experiencia en mandatos anteriores. Creo que esta combinación puede inyectar mucha fuerza a este nuevo mandato. Estamos decididos a conseguir muchas cosas, a aumentar nuestra visibilidad tanto en España como en nuestros países de residencia y a continuar desarrollándonos y convertirnos en una fuerza a tomarse en cuenta.

¿Cuáles son los temas más importantes que afectan a los emigrantes españoles que viven en el país que usted representará en el CGCEE?

En este momento en Los Países Bajos tenemos dos tipos de problemas principales:

-El funcionamiento del consulado que por falta de los recursos adecuados no puede ofrecer los servicios de una manera satisfactoria para los emigrantes que vivimos aquí.

-Problemas sociales y laborales de los emigrantes.

- En particular quiero destacar la vulneración de derechos laborales y la precariedad de los trabajadores migrantes temporales incluidos los españoles. Esto es un problema en muchos países europeos, pero particularmente alarmante en Los Países Bajos. Estos trabajadores son contratados por empresas de trabajo temporal (ETTs) holandesas, que a menudo les engañan u ofrecen condiciones de trabajo abusivas.

-Otro problema social es la violencia de género y las respuestas que dan las instancias holandesas. Las víctimas encuentran serios obstáculos para acceder a los servicios locales, por ejemplo para poner una denuncia o acceder a casas de acogida. Parece que aquí no se dedican suficientes recursos a este tipo de problemas y quizás las victimas extranjeras sufren todavía más.

¿Cuáles considera que, en general, son las reivindicaciones más urgentes de la ciudadanía española en el exterior?

-La primera, más urgente y más universal es el voto rogado, que como usted sabe, ya está en el congreso. La nueva ley se aprobará muy pronto. Como ve algunas de nuestras reivindicaciones se están cumpliendo.

-Las mejoras en el funcionamiento del consulado. que también afectan a muchos otros países, debería tener máxima prioridad.

-También hay reivindicaciones más locales, pues cada país tiene problemas propios y diferentes. Como dije antes, en los Países Bajos sobre todo, el problema de los trabajadores temporales migrantes es acuciante. La violencia de género también es un problema específico de los Países Bajos, pero que puede presentarse también en otros países. Ambos problemas (violencia de género y ETTs) son complejos pues su solución depende en gran medida de la legislación, instancias y servicios holandeses. El CRE y el CGCEE deberían presionar al gobierno español para que exija más protección para sus ciudadanos y ciudadanas en el extranjero.

¿Alguna otra reflexión que desee hacer?

Sabemos que habrá otros temas o problemas que irán saliendo. En el CRE organizamos charlas y webinares para informar al público sobre asuntos que les afectan, como cuestiones fiscales, de nacionalidad, pensiones y viajes del IMERSO entre otros. En estas reuniones no solo los expertos tratan el tema elegido sino que recogemos también las inquietudes de los participantes. El mandato del CGCEE es por cuatro años así que durante este periodo iremos definiendo cuales son los problemas más importantes para los españoles que residen en nuestro país e iremos presentando propuestas al Consejo General para solucionarlos.