lunes, 21 de junio de 2021

ANA LOURDES DE HÉRIZ:

"Se ha permitido que otro Ministerio, de manera arrogante y prepotente, dé por terminado el mandato del CGCEE al convocar las elecciones de los CRE"

Ana Lourdes de Hériz web
Ana Lourdes de Hériz

¿En qué situación se encuentra la colectividad española en Italia?

Consigo seguir más a los españoles residentes en lo que era la zona del consulado de Génova. La pandemia nos ha mantenido más distanciados respecto a antes, cuando nos reuníamos con los españoles de la demarcación consular en diferentes ciudades: Turín, Pisa, Génova... Por otro lado –y por suerte- no nos han llegado al correo del CRE de Génova mensajes de españoles que se encontraran en situación de emergencia, pero sí colaboramos en abril y mayo con los consulados que avisaban de viajes de regreso a España para los españoles no residentes que estuvieran por aquí. 

Las cuestiones y problemas que comparten con nosotros son los de siempre: reconocimiento de títulos de estudio, doble apellido para hijos de matrimonios mixtos, cómo renovar los documentos, etc. Es indudable que el confinamiento nos ha impedido estar más en contacto, porque no todos usan las nuevas tecnologías, hay gente ya mayor. Y otra situación que seguro que ha influido es el cierre del consulado de Génova. Esto lo estamos percibiendo en los correos electrónicos que llegan al buzón del CRE de Génova: la gente se siente desorientada, no acaba de aceptar que algunas costumbres tengan que cambiar y eso porque la relación con el personal del consulado que han cerrado era muy familiar. Milán queda lejos en sus mentes, les caducan los documentos y no están acostumbrados a las listas de espera, a obtener una cita previa con meses por delante, no saben con quién pueden hablar...

¿Cómo estáis viviendo la situación del CGCEE, la falta de acción y de avances por parte del Gobierno de España y el inmovilismo de los últimos años?

Llevo ya muchos años en el CGCEE y creo que tengo suficiente experiencia como para decir que este ha sido el peor mandato de todos los que he vivido y no son pocos. El final de la administración Del Corral-De la Campa que había privado de visibilidad al CGCCE, el trío Rumí-Torres-Alarcón (en el que muchos habían puesto sus esperanzas), que congeló el CGCEE con la excusa de que eran de un gobierno en funciones mientras ellos funcionaban para lo único que les interesaba a ellos, y ahora esta nueva administración que, a mi modo de ver, con la excusa de la pandemia no ha dejado de decir “no se puede, con la covid no se puede” hasta que ha permitido que otro ministerio (de manera arrogante y prepotente) dé por terminado el mandato del CGCEE al convocar las elecciones de los CRE. 

Lo del equipo de Consulares del gobierno actual, para mí, no tiene nombre, no sé cómo definirlo. Igual cierran un consulado (el de Génova, el 1/6/2020) sin que se haya aprobado antes un Real Decreto de cierre, sin un visto bueno de Hacienda (un informe preceptivo), un visto bueno del Consejo Ejecutivo de Política Exterior, que tardan un mes en conceder una reunión urgente a la Comisión Permanente, mandan a un vice a dicha reunión, prometen que intentarán hablar con varios ministros para resolver que el CGCEE no haya podido funcionar durante 4 años, callan (otorgando) cuando se les pide que den noticas enseguida sobre qué decisión tomarán y la comunican a los cónsules, despreciando la Permanente. 

¿En qué ámbitos entendéis que no puede pasar más tiempo sin que se tomen decisiones, se avance, y se progrese hacia el logro de las reivindicaciones de la emigración española?

Todo lo que está ahí parado, con lo que se llenan la boca de promesas, es ya un insulto a la paciencia de los españoles del exterior: la eliminación del voto rogado de manera que sea exacto al voto del interior en todo (derechos y garantías); la concesión de la nacionalidad española a todos los que se quedaron fuera de este derecho por exclusiones de la ley en vigor; el reconocimiento de que la emigración que generó la crisis económica más reciente no es “movilidad internacional”, ni “fruto del espíritu europeo de los jóvenes”, sino emigración forzada, pura y dura como la de hace muchos años; un servicio consular accesible, rápido, eficiente; más personal en los ministerios de educación para que se reconozcan los estudios de los españoles del exterior sin tantos meses o años de espera; enseñanza de lenguas y culturas de España a los hijos de los españoles que residente fuera, organizándolo con los consulados, sin que la colectividad tenga que estar batallando año tras año para que asome en el cielo la estrella cometa de unas ALCE. En fin, todo esto y mucho más, basta releer las resoluciones del pleno de todos estos años. Más de lo mismo, cada pleno, cada año y cada mandato.

¿Que acciones o medidas proponéis para recuperar el tiempo perdido, después de dos años sin Plenos del CGCEE, con el mandato de los CRES a punto de finalizar y sin propuestas de fechas por parte del Gobierno?

Si los ministerios del Gobierno de España son incapaces de resolver que, por una pandemia que no nos permite viajar y reunirnos en Madrid, no se pueda cumplir con las normas de funcionamiento del CGCEE, no es un país que merezca estar entre los más desarrollados. Existen muchos modos de convocar un pleno virtual y de aprobar las propuestas de las comisiones delegadas sin que implique por fuerza estar sentados ante la pantalla del ordenador 12 horas. Eso es una excusa para no hacer nada. Si fuera una cuestión de Estado, ya lo habrían resuelto. Lo que no sale aprobado de un pleno no va a parar a los ministerios competentes, no consta, es lo que más les conviene. 

Si la representación de la emigración española tiene que estar en manos de quien impide que se ejerza, ya no veo más solución que organizarnos por nuestra cuenta y dar la lata, sin tanto oficialidad institucional del paripé del pleno anual. 

¿Qué objetivos os ponéis para 2021?

Personalmente, necesito descansar, salir de este sistema para pensar, si me quedan fuerzas, en otros posibles, menos protocolados y más auténticos, en que comprometerse no sea un derroche inútil de energía. Pero como representante de los españoles residentes en Italia, ayudar en todo lo que me sea posible para que salgan elegidos dos o tres CRE. Me encantaría que el CRE de Génova pudiera pasar el testigo de tantos años a un CRE de la demarcación de Milán.