miércoles, 01 de diciembre de 2021

HAY QUE SALVAR AL CENTRO GALLEGO DE BUENOS AIRES

¿Es la recuperación del Centro Gallego de Buenos Aires una causa noble?

J27O2038
Fachada del Centro Gallego de Buenos Aires

¿Es la recuperación del Centro Gallego de Buenos Aires una causa noble?. Asumir el riesgo de dar respuesta a la infinidad de preguntas que a diario invaden este espacio, es cuando menos interesante, y nos invita a reflexionar en función de las distintas intenciones que subyacen en el colectivo que se vincula a este tema. El Centro Gallego de Buenos Aires, es sin duda la obra más trascendente de la diáspora gallega, cuna de dirigentes ilustres, fiel reflejo de una galleguidad que supo expresarse con toda su potencialidad, para lograr una obra que trascendió a la mayoría de sus ejecutores.

Luego llegaron las sombras. Los intereses mezquinos. La inescrupulosidad. El dolo. Las ayudas que se perdieron por el camino. Las incapacidades. Y porque no la falta de visión que promovió la quietud ante lo inevitable.

Hoy es tiempo de reconstrucción, y lo primero que debiéramos permitirnos pensar, es en la reconstrucción del tejido dirigencial, que sea capaz de dar respuesta a este nuevo desafío que nos propone la vida actual de nuestro Centro. Los vicios que marcaron época, deben ser superados con grandeza, para que las nuevas generaciones puedan recibir el legado que nos dejaron a nosotros y no supimos conservar íntegramente. Sin soberbias, con honestidad y entrega, con mucha pasión en cada acto se ira consolidado una nueva manera de construir poder. Y ese poder no será para honor de sus dirigentes circunstanciales, sino para el engrandecimiento de nuestra casa.

Los invito a nutrir las filas de hombres y mujeres, socios de nuestro querido centro, para hacerse cargo de la tarea de conducir todos y cada uno de los lugares que requieren de una tarea de recuperación y de control. Juntos podremos mostrar que somos capaces, que los gallegos que nos deshonraron quedaron atrás y que un nuevo grupo de paisanos honestos laboriosos, y consustanciados con los cambios que exige la medicina asistencial moderna, podrán hacer posible un NUEVO CENTRO GALLEGO DE BUENOS AIRES..