miércoles, 01 de diciembre de 2021

Victòria Alsina cree que la UE aplicaría "pragmatismo" ante un proceso de secesión

Victoria Alsina web
Victoria Alsina

Agencia EFE

La consellera de Acción Exterior de Cataluña, Victòria Alsina, consideró este miércoles que el "tradicional pragmatismo" de la Unión Europea (UE) prevalecería en caso de un proceso de secesión uno de sus Estados miembros.

"Cuando eso ocurra, será una cuestión política que requerirá una solución política, se solucionará con negociaciones", afirmó Alsina durante un coloquio sobre movimientos independentistas en Europa organizado por el londinense Real Instituto de Relaciones Internacionales (Chatham House).

En esa charla, el portavoz para Asuntos Internacionales del Partido Nacional Escocés (SNP, en inglés), Alyn Smith, recalcó las similitudes entre los movimientos en favor de la autodeterminación en Cataluña y Escocia.

"Los dos lugares en la Unión Europea en los que seriamente se está buscando la independencia son Escocia y Cataluña", dijo Smith. Irlanda del Norte tiene "una política constitucional muy dinámica", pero los objetivos de los movimientos en favor de un referéndum se dirigen allí hacia la unificación con la República de Irlanda, puntualizó.

Para Alsina, "una de las diferencias más relevantes entre los casos de Cataluña y Escocia, así como de Quebec y Flandes, es la falta de voluntad de Madrid para reconocer que Cataluña es una nación y un sujeto político que debería poder avanzar o tener el derecho a la autodeterminación".

Mark Weller, profesor de Legislación Internacional y Estudios Constitucionales en la Universidad de Cambridge, sostuvo por su parte que ambos territorios "no estarían al final de la cola" para formar parte de la UE si se independizaran de España y el Reino Unido.

Ambos "cumplen por completo los criterios de la UE" y no deberían pasar por "el duro trabajo" de otros países para asumir los estándares comunitarios.

Advirtió, sin embargo, de que la entrada de un nuevo miembro requiere unanimidad por parte de los integrantes del bloque, por lo que "si Cataluña emergiera como independiente sin el apoyo de Madrid no podría ser miembro de la UE".

"Debería haber un referéndum creíble y un proceso consensuado", consideró.

Para la consellera catalana, "la pertenencia de cualquier (territorio) que quiera permanecer en la UE nunca debería ser cuestionada por ningún Estado miembro".

"Países que se hagan independientes de una forma legal y democrática deberían poder acceder a la UE de manera automática", agregó.