jueves, 16 de julio de 2020

El Gobierno de Castilla-La Mancha potencia la internacionalización digital de las empresas de la región y eleva el porcentaje de cobertura en las ayudas a la promoción exterior

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha redibujado su estrategia de promoción exterior de las empresas de la región para adaptarla a las circunstancias derivadas del COVID-19, potenciando su internacionalización digital e incrementando las ayudas destinadas a la internacionalización empresarial.
 
Esos han sido los principales acuerdos alcanzados en el Consejo de Administración del Instituto de Promoción Exterior (IPEX) que se ha celebrado en el día de hoy, presidido por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.
 
La consejera, que ha valorado el esfuerzo del IPEX para la coordinación y puesta en marcha del Centro de Operaciones COVID-19 del Gobierno regional junto con la Consejería de Sanidad, ha subrayado la importancia de adaptar el plan de promoción exterior a las circunstancias actuales y ha avanzado algunos de los programas y acciones de formación que el Ejecutivo autonómico va a poner a disposición de las empresas regionales para potenciar su salida internacional.   
 
El Consejo de Administración del Instituto de Promoción Exterior ha celebrado hoy su primera reunión en el marco de la actual crisis sanitaria, que ha afectado de manera directa a los mercados internacionales y al negocio exterior de las empresas de la región. En este sentido, la consejera ha recordado en su intervención algunas de las cuestiones que había sobre la mesa en la última reunión del Consejo, que abordó el Plan Estratégico del IPEX ante problemáticas como el Brexit, la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos o en el marco de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.
 
“Esas circunstancias, aunque siguen latentes, se han visto afectadas de manera inexorable por la crisis sanitaria y la llegada del COVID”, ha explicado Patricia Franco, que ha reconocido que los primeros efectos de la pandemia “ya se han dejado sentir en el comportamiento de los mercados internacionales, aunque todavía no hemos visto del todo sus consecuencias”.
 
La consejera ha recordado que las exportaciones de la región se han visto afectadas por el COVID en el primer cuatrimestre del año, alcanzando los 2.233 millones de euros, “un 6,6 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado”, pero ha destacado el buen comportamiento del mes de febrero y en las ventas a terceros países, junto con el dinamismo de las exportaciones agroalimentarias como consecuencia de un mayor consumo de productos de primera necesidad, “lo que ha hecho que el impacto en la región sea más moderado que en el conjunto del país, que ha sido del 12,4 por ciento”.
 
En este contexto, Patricia Franco ha aludido a la importancia de adaptar el plan de internacionalización a las circunstancias actuales, “y de hacerlo de manera activa y flexible, para acercarnos a la consecución de los objetivos que nos hemos marcado”. De esta forma, el Consejo de Administración ha aprobado el Plan de Acciones de Promoción Internacional para el segundo semestre de este año, una estrategia que apuesta por potenciar la promoción a través de la digitalización y fórmulas virtuales y aparca por el momento las acciones presenciales comerciales agrupadas.
 
Calendario
 
Así, el calendario suma alrededor de medio centenar de acciones de promoción internacional, tres de cada cuatro de ellas a través de medios virtuales o aprovechando la infraestructura de la Red Exterior, reduciendo las acciones presenciales, después de que la crisis del COVID haya afectado de manera directa o indirecta a más de la mitad de las acciones programadas por el IPEX en el primer semestre del año.
 
En este marco de adaptación a los nuevos tiempos y de reducción de acciones comerciales agrupadas, Patricia Franco ha avanzado un incremento en los porcentajes de ayudas a la internacionalización, que pasarán del entorno del 55 y el 60 por ciento de los costes al 75 por ciento de la inversión, para aumentar la cobertura en las acciones empresariales individualizadas.
 
Asimismo, ha recordado que el Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica de la región con motivo del COVID incluye la puesta en marcha de un Cheque Exportador para fomentar la promoción internacional de nuestras empresas. Además, en el seno del Consejo de Administración se ha informado de las acciones impulsadas para favorecer la internacionalización digital de las empresas, una herramienta “que cobra una especial relevancia en estos momentos”, ha remarcado la consejera.
 
Patricia Franco también ha expuesto el trabajo desarrollado por el IPEX en el marco del Centro de Operaciones COVID-19 coordinado por la Consejería de Sanidad y la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, que ha gestionado la adquisición en mercados exteriores de 24,2 millones de mascarillas desechables y 1,3 millones de mascarillas FFP2; ha dado soporte a diferentes proyectos de fabricación de material de protección sanitaria en la industria de la región y asesorado más de medio centenar de empresas en la reorientación y homologación de sus procesos productivos; y se han puesto en marcha dos plataforma: el COVID Marketplace, que cuenta con 181 empresas registradas, 79 de ellas de Castilla-La Mancha; y el directorio regional de servicios ‘Vencemosalcovid’, que suma ya 54 empresas de la región.
 
“Quiero agradecer el esfuerzo que ha realizado el personal del IPEX para dar soporte a ese Centro de Operaciones, que ha sido una herramienta fundamental para la región a la hora de garantizar el abastecimiento de material de protección para afrontar la crisis sanitaria”, ha finalizado la consejera.