Lunes, 11 de Diciembre de 2017

REENCONTROS NA CASA

Los primeros participantes de Reencontros Na Casa ya están en Galicia

Los primeros participantes de la edición de este año del programa “Reencontros na Casa”, iniciativa de la Secretaría Xeral da Emigración, comenzaron hoy a llegar a los aeropuertos de Santiago y A Coruña. Uno de los dos grupos más numerosos (45 residentes en Venezuela) fue recibido personalmente por el titular del departamento, Antonio Rodríguez Miranda.

Miranda destacó que “este programa, como todos los que desarrolla la Xunta en favor de los gallegos del Exterior, simbolizan el agradecimiento y justo reconocimiento a las importantes aportaciones que en su día provenían de los paisanos residentes fuera, y que en buena medida permitieron el avance y progreso en la Galicia territorial”. El secretario xeral da Emigración aseguró así mismo que desde la Xunta “seguiremos rindiendo este justo homenaje a los gallegos que dejaron su tierra en los momentos más difíciles de nuestra historia como pueblo, y desde luego de su propia historia personal”.

De los 153 beneficiarios y beneficiarias, proceden de Argentina 63, de Venezuela 55, por 22 de Uruguay, 8 de Cuba, y 5 del Brasil. Este programa tiene por objeto ofrecer la posibilidad de acercarse a su tierra, y a su familia, a las gallegas y gallegos residentes en los diferentes países de Latinoamérica. A través de esta iniciativa, se facilita que estas y estos emigrantes tengan la oportunidad de redescubrir sus raíces, así como ponerse en contacto con la realidad actual de Galicia, casi siempre en los mismos lugares en los que nacieron. Para algunas y algunos de ellos, de hecho, es el primer retorno a su tierra de nacimiento, desde que iniciaran su nueva vida en otros países.

La Galicia actual

La Secretaría Xeral da Emigración desarrolla, además de estos ‘Reencontros na Casa', un programa hermano, ‘Reencontros na Terra', que tiene lugar en otoño, con un perfil similar de personas beneficiarias, pero con la diferencia de que son gallegas y gallegos con escasas o nulas referencias familiares en la Galicia territorial, y que vienen a la tierra a residir en instalaciones de la propia Xunta. De esta manera, cada año, más de 300 paisanas y paisanos residentes en el Exterior pueden descubrir la Galicia actual y moderna, bien alejada de aquella que en su momento debieron dejar.

El papel de la Administración gallega, además de sufragar la parte correspondiente del pasaje, es el de velar por su salud en el traslado, y organizar con las familias el reencuentro. Una vez realizado este, son ellas, las familias, las encargadas del mantenimiento y hospedaje de las y los beneficiarios de la iniciativa. El programa permite que los beneficiarios y beneficiarias extiendan su presencia en la Galicia territorial hasta 45 días.

Las personas participantes del programa poseen nacionalidad española y son emigrantes gallegas o hijas de emigrante gallego o gallega, residen en Iberoamérica, tienen por lo menos 65 años, son válidas por sí mismas, y están en condiciones de realizar un viaje de larga duración, y además no han participado nos últimos cinco años naturales en programas de viajes de la Secretaría Xeral da Emigración. Así mismo, han acreditado familiares de hasta cuarto grado de consanguinidad o afinidad con las y los que puedan residir durante su estadía en Galicia, así como tener ingresos inferiores a tres veces el importe de la pensión asistencial española por ancianidad marcada para el país de residencia (cantidad distinta a la correspondiente en España). Igualmente, pueden beneficiarse en ocasiones las y los cónyuges de las y los emigrantes gallegos que cumplan algunos de estos requisitos, según establece la orden reguladora del programa.

Aunque las personas participantes deben tener por lo menos 65 años, es preciso subrayar que el promedio de edad supera siempre con creces esta cifra, acercándose a los 75. De hecho, la persona con mayor edad en la edición de este año de 2017, un gallego residente en la Argentina, cuenta con 93 años. De promedio, en los años anteriores 4 de cada 5 participó por vez primera en la iniciativa, y alguna y alguno de ellos no había vuelto a Galicia desde que decidiera poner rumbo a su nuevo hogar en Iberoamérica.