Sábado, 18 de Noviembre de 2017

ENTRE ELLOS HAY MENORES

El defensor del Pueblo detecta carencias en el trato a los saharauis del aeropuerto

El Defensor de Pueblo llevó a cabo una visita no anunciada a la sala de asilo de la Terminal 1 del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, donde medio centenar de saharauis que piden asilo han iniciado una huelga de hambre. La institución ha detectado carencias en la comida y en las instalaciones, que no están adaptadas para menores."La comida que se facilita a las personas que se encuentran en la sala de asilo es la misma que la Policía Nacional facilita a cualquier detenido”, criticaron los técnicos del Defensor del Pueblo en el informe que han realizado de su visita, que han aprovechado para entrevistarse con los saharuis y funcionarios.Por tanto, esta institución considera necesario “proporcionar la alimentación adecuada a las personas que se encuentran privadas de libertad en la Sala de Asilo”, e instaron a la Secretaría General de Inmigración y Emigración que corrija las deficiencias detectadas.El Defensor del Pueblo también recordó que “las personas que permanecen en estas dependencias deben tener acceso a luz natural en el exterior al menos una hora al día”, mientras que “las instalaciones no cuentan con los servicios mínimos para la atención específica que requieren los menores de edad”.

DESCONTROL EN EL SISTEMA DE ASILO

La institución ha detectado más carencias en el sistema de tramitación de las solicitudes de asilo, ya que las “limitaciones” que manifiesta provocan que se estén admitiendo a trámite por silencio positivo un número significativo de solicitudes” sin tener en cuenta la “especial vulnerabilidad” de personas que necesitarían una atención “más específica”, como menores.Por último, el Defensor del Pueblo llamó a que se cumplan los plazos y que los saharauis no permanezcan más tiempo del debido en situación de privación de libertad.