Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

OBITUARIO

Fallece en Barcelona, Fermín Lacarra Pastor, ex socio de la venezolana FECEVE

En la imagen Fermín Lacarra Pastor
En la imagen Fermín Lacarra Pastor

Con todo respeto y mi inmenso aprecio, hago del conocimiento de toda la colonia española residenciada en Venezuela, del fallecimiento el pasado viernes 4 de mayo en horas de la noche en la ciudad de Barcelona, España, de Don Fermín Lacarra Pastor, una persona quién siempre fue muy valiosa y querida en la Federación de Centros Españoles de Venezuela, FECEVE, donde ha dejado una profunda huella, grandes amigos, inolvidables historias y un trabajo valiente difícil de repetir, a favor de nuestra comunidad española desatendida y olvidada en Venezuela.

Fermín era oriundo de Calahorra población de la Rioja donde nació un 7 de julio de 1924, persona muy especial y humana, donde si tuviéramos que referirnos a uno de los mejores símbolos de España, que es don Quijote el caballero andante de la esperanza, Fermín estaría identificado en ese símbolo de la bondad, de la valentía y del que hacer sin recompensas, quien a pesar de los obstáculos y situaciones vividas, no existía lo imposible, valió la pena tu sacrificio personal, los que sobrevivimos nos sentimos muy orgullosos de haberte tenido con nosotros y te damos las gracias y te decimos hasta siempre.

Fermín ocupo varios cargos en las juntas directivas de la Federación, llego a ser su vicepresidente y en varias oportunidades su Presidente en Funciones y representante como experto ante el Consejo de la emigración, una de sus mayores preocupaciones fue la condición de la nacionalidad de los españoles, luchaba por que se cumpliera a cabalidad el artículo 11 de nuestra constitución y que ningún español perdiera su nacionalidad por efectos de la emigración, fue el pilar para lograr la doble nacionalidad en Venezuela, lucho por que se anularan las notas al margen en las partidas literales de nacimiento, por la casa de la tercera edad para todos los españoles residenciados en Venezuela y en general para todo en lo que se vieran afectados nuestros derechos como españoles en Venezuela.

De sus propios recursos se lograron importantes publicaciones con las que cuenta como referencia la FECEVE, para su funcionamiento y hasta para la adquisición de la Sede, tuve el honor de recorrer con él, promedios de hasta 12 mil kilómetros en un año, para visitar los centros sociales y los españoles que habitaban en cada región.

En Fermín destacaba también su sensibilidad y genialidad artística, manejaba el arte de la pintura y la escultura era una de sus mayores expresiones, una de sus esculturas Se encuentra a la entrada de una de las poblaciones al norte de Madrid, Soto del Real, que simboliza la unión de dos pueblos España y Venezuela, a través de la familia. Como dato curioso la escultura de la mano con una oreja de toro, era el trofeo que se ganaba, el torero triunfador de la feria de toros más importante de Venezuela, celebrada en la ciudad de Mérida, que el donaba. La máxima condecoración de la FECEVE, la medalla al mérito y la de la amistad, eran creaciones y donadas por el a FECEVE.

También escribía, aunque nunca editó un libro, y él me obsequió labrado en una placa una de sus reflexiones del año 1986, en el camino de Pedrosa a la Sierra, que hoy quiero compartir.

“Sobre estos caminos de España, ni mejores ni peores, sino distintos,

Caminos al fin propicios a la meditación, Como una fuerza telúrica sacude a los sentidos, ya la conciencia duda.

La juventud y tus ideales ¿Dónde están? Ya no lo recuerdas pobre tonto, puedes gritar, ya nadie te escucha, no percibes el olor de la tierra, ni en tu rostro sentirás el dolor de las piedritas que levanta el polvo impulsado por el viento del Moncayo cuando corrías de la mano de tu hermano.

El arroyo te parecía un rio, la balsa un lago, ya no sabes si perdiste o ganaste.

Pusiste tu mirada en el infinito, en el lejano horizonte, otro horizonte cercano casi al alcance de tu mano, dejaste olvidado. Hiciste tu propio camino, lento, silencioso como el que lava las arenas de los ríos buscando una brizna de oro.

Tus ideas, tu fuerza y tus proyectos, mezcla de realidad y fantasía, todo, cuando tú eras, quedo convertido en polvo por la incomprensión, la desconfianza de los que en justicia están en su tierra.

Tú ya no eres de esta tierra por más que quieras, cuando transites por estos caminos, caminos que ya no son tuyos por más empeño que en ello pongas, aunque grites yo soy de aquí, de esta tierra, con todo lo bueno y lo malo y hasta lo peor si así fuera, nadie te escuchará.

Ellos son y serán tú eras. Empieza de nuevo serena tu alma y espera, crea algo nuevo, grande que te redima, crea ilusiones que aun nunca puedas realizar, soñar es lo único que te queda.”

Félix Alfonso Barbero Martín

Expresidente y Consejero por FECEVE